Tribunal de Dolores

Fernando Báez Sosa: la fiscalía ponderó que Pertossi se identificara en los videos

Menos novedades dejó la 12ª jornada del juicio por el crimen de Villa Gesell, en la que otro de los rugbiers decidió declarar. El resumen de toda la audiencia.

El fiscal Juan Manuel Dávila, a cargo de impulsar la acusación contra los ocho rugbiers en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, consideró que fue "importante" que el imputado Ciro Pertossi se haya identificado en los videos durante su declaración de este martes. Además, afirmó que los testimonios de los acusados "no afectan a lo que ya se ha probado en el debate".

"Es importante que Ciro Pertossi se haya identificado en el video. Ahí se ve que le pega la patada a Fernando", señaló Dávila en la puerta de los tribunales bonaerenses de Dolores donde se desarrolló la 12ª jornada del juicio.

Además, el representante del Ministerio Público opinó acerca de las declaraciones que realizaron los imputados durante el debate: "No nos afecta a nosotros en cuanto a lo que ya se ha probado. Que no respondan preguntas quedará a la interpretación del tribunal. Son declaraciones o frases sueltas. Es una cuestión de estrategia de la defensa".

En ese sentido, Dávila indicó que mantendrá los lineamientos que presentó durante los alegatos de apertura del juicio. "Se han probado los lineamientos que hicimos a lo largo del debate: el homicidio con los dos agravantes. Lo que pedimos al comienzo del juicio sigue en pie", agregó.

fiscal Juan Manuel Dávila, juicio Fernando Báez Sosa, rugbiers
El fiscal Dávila se refirió a la declaración de Ciro Pertossi en la 12ª audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

El fiscal Dávila se refirió a la declaración de Ciro Pertossi en la 12ª audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Por otro lado, el fiscal no descartó que los acusados vuelvan a declarar durante la última audiencia, la cual se realizará mañana.

"Legalmente ellos pueden seguir declarando. Mañana está prevista la última audiencia y a continuación serán los alegatos. Pero si los ocho dicen que quieren declarar mañana, están facultados para hacerlo", aclaró.

Antes del inicio de la jornada, Dávila había asegurado que "no existió" la situación de pelea expuesta por el imputado Máximo Thomsen al declarar ayer ante el Tribunal de Dolores a cargo del debate, ya que nada de eso "se ve reflejado en pruebas testimoniales ni fílmicas".

Dávila respondió así ante una consulta sobre los dichos del rugbier frente a los jueces, cuando manifestó que vio "un grupo grande de chicos con un amigo, como que se iba a enfrentar" y que al acercarse sintió "un golpe en la cara", por lo que pegó "una o dos" patadas. "Es algo que no se ve reflejado en las pruebas testimoniales ni fílmicas, yo puedo refutar eso, esa circunstancia no existió", dijo.

Finalmente, Dávila dijo que hay "mucha prueba" en la causa y que más allá que el imputado haya admitido que eran suyas las zapatillas con sangre secuestradas en el expediente, eso "ya estaba confirmado".

Qué pasó y quiénes declararon en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa este martes

La jornada comenzó con la sorpresiva declaración de otro de los rugbiers, Ciro Pertossi, quien se refirió a la secuencia que mostró un video reproducido en la sala, en la que se identificó como partícipe, aunque negó haber pegado una patada a la víctima en el suelo.

"Esa patada no la doy, cuando me doy cuenta que el chico está en el piso me freno", declaró uno de los acusados más complicados. "El chico que se ve soy yo (señalando el video del ataque a Fernando Báez Sosa), quiero aclarar que esa patada no la doy, que cuando me doy cuenta que está en el piso me freno", indicó ante los presentes en la sala.

Embed

Ciro Pertossi se paró en la audiencia para señalar con un puntero su ubicación en el video. "Lo que quería decir ya lo dije, quiero adelantar que no voy a contestar ninguna pregunta", advirtió y eso hizo.

Por otra parte, precisó que un audio incorporado al expediente en donde él dijo vía WhatsApp "chicos no se cuenta nada de esto a nadie", él se refería a que "no quería que se enteren sus padres que se habían peleado". "Adelanto que no voy a contestar a las partes", insistió Pertossi tras lo cual volvió a su asiento ubicado junto al resto de los imputados.

“Mis hijos no son asesinos”

Mauro Pertossi, el padre de Ciro y Luciano, aseguró que sus hijos "no son asesinos". "Mis hijos no son asesinos, son chicos, son adolescentes, son vagos como les decimos en el barrio, pero no puedo creer por lo que se les está acusando", dijo -quebrado- en la audiencia en la que fue advertido que podía abstenerse de declarar en contra de sus hijos. Además, es tío de Blas Cinalli y Lucas Pertossi.

Pertossi contó que, después del episodio ocurrido hace casi tres años, fue desvinculado de su trabajo en Toyota, donde trabajaba hacía 25 años. "Hemos pasado necesidades. No consigo trabajo y el sostén de mi familia es mi esposa. Las cosas no salen bien, he recibido amenazas, están hechas las denuncias", declaró.

"Es una desgracia. Uno cree que las cosas están encaminadas en la vida, llega esto y no sé qué pensar. No puedo creer que estemos viviendo este momento", cerró. La querella no le hizo preguntas al igual que tampoco la Fiscalía. Mientras eso ocurría, se observó llorar a Ciro Pertossi.

rugbiers, juicio Fernando Báez Sosa, sin barbijo, imputados, acusados
Familiares de los rugbiers imputados declararon en la 12ª jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Familiares de los rugbiers imputados declararon en la 12ª jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Luego, le tocó el turno de declarar a Eduardo Benicelli, papá de Matías, quien también se quebró durante su declaración: "Nunca imagine pasar una situación así".

"Fueron tres años de mucho dolor, hay mucho dolor, no hay día que no me levante con insultos", expresó el hombre cuyo relato estuvo atravesado por el llanto y continuó: "Es un dolor terrible para todos y es terrible lo que se dice".

También prestó testimonio María Alejandra Guillén, madre de Enzo Comelli, quien relató que el joven “hacía deportes, tenía que rendir materias del secundario y trabajaba en un boliche en la parte de la caja”.

“Con eso se pagó las vacaciones porque yo ese año me había quedado sin trabajo. Fue con sus amigos, a la mayoría los conozco. El año anterior había ido también. Estamos devastados desde ese momento. Nos cambió la vida a todos. Es una agonía constante. No podés salir a la calle. Mi marido casi pierde el trabajo. Es tremendo. Las familias, las enfermedades, las llamadas. Está la gente que realmente nos conoce, pero bueno, está la otra que no nos conoce y que se guía por lo que ven y escuchan y así estamos”, siguió.

Dudas sobre las pericias a los celulares de los rugbiers

La defensa convocó al perito e ingeniero informático Pablo Rodríguez Romeo para analizar la evidencia digital en el expediente. “Realicé un primer informe donde hice un análisis de los procedimientos realizados y de los archivos digitales incorporados a la causa”, explicó ante el Tribunal.

“La evidencia digital es algo muy frágil: se debe preservar celosamente para que no pueda ser accedida posteriormente al secuestro”, advirtió.

chats, rugbiers, Fernando Báez Sosa.jpg
Los chats de los rugbiers incluidos en el expediente

Los chats de los rugbiers incluidos en el expediente

Así, el perito puso en duda la cadena de custodia de los teléfonos secuestrados a los rugbiers. “No se siguió ninguno de los protocolos, entonces no se puede informar si la prueba relevada fue íntegra. Se pasó de un sobre (donde se guardaron los aparatos de los imputados) a nueve sobres y hubo falta de precisión en la metodología utilizada. El secuestro de los teléfonos celulares está en la foja 38 del expediente. Identificamos que en el acta no está el número de serie, no se identifica el número de abonado y no se explica el método con el cual fue resguardado cada teléfono. Tampoco se indica el estado de los teléfonos y no se informa si están bloqueados, si tienen pin o claves. Solo se dice que se secuestran los aparatos y los modelos”.

En su análisis, el perito sostuvo: “No pude comprobar la integridad de los archivos incorporados a la causa. Hay mensajes eliminados después del secuestro de los teléfonos. Las fechas de creación y modificación difieren: no se tomaron precauciones de bloqueo. Todos los teléfonos tienen acceso posterior al allanamiento. Por ejemplo, se visualizan mensajes de WhatsApp posteriores a los allanamientos. Incluso uno tiene acceso marcado el día 21 de enero de 2020″.

Por qué los rugbiers se negaron a una pericia psicológica

Agustín Costa Shaw, psicólogo propuesto también por la defensa, dijo que ninguno de los imputados decidió participar de un peritaje psicológico por temor a que se filtre el contenido del mismo y otros por desconfianza del sistema judicial.

El testigo declaró en forma virtual en el juicio y relató que trabajó junto a un grupo de cuatro profesionales. Testificó que vio a los involucrados en el crimen de Báez Sosa "nerviosos, como en una disyuntiva de querer hablar y no poder hacerlo", y agregó: "Muchos tenían temblores, básicamente Enzo Comelli".

El profesional sostuvo que Máximo Thomsen "no paraba de llorar y hubo que contenerlo" al ser recibido. "Él dice que no quiere realizar la pericia porque después se filtra todo, después quiere decir algo y se quiebra", relató Costa Shaw, que indicó que Thomsen se sentía culpable "por la salud de su madre".

Máximo Thomsen, rugbiers, juicio Fernando Báez Sosa 02.jpg
"Thomsen no paraba de llorar", señaló el psicólogo en el juicio

"Thomsen no paraba de llorar", señaló el psicólogo en el juicio

"Lucas Pertossi, un poco más tenso, dijo que no tenía confianza en seguir porque son palabras de autoridades judiciales que los tratan como asesinos y que no tenía confianza", algo que repitió Ciro Pertossi.

Mientras que "Luciano Pertossi hizo mucho énfasis en que se iba a filtrar, le explicamos, pero hubo un momento que se fue". En tanto, Matías Benicelli y Blas Cinalli tampoco hablaron.

Fuente: con información de NA e Infobae

Te Puede Interesar