sentencia civil

El Hospital Scaravelli deberá pagar un monto millonario por mala praxis

La justicia condenó al hospital Regional Antonio J. Scaravelli por mala praxis y deberá indemnizar a una mujer.

El Tribunal de Gestión Asociada Civil de Tunuyán condenó al Hospital Regional Antonio J. Scaravelli por un caso de mala praxis y ordenó que pague una indemnización millonaria a la damnificada.

El fallo se conoció este lunes, donde la justicia ordena el pago de más de $25 millones para una mujer que fue víctima de un caso de mala praxis al ser sometida a un by pass gástrico en dicho centro asistencial.

El caso ocurrió en el 2015, por lo que a ese monto se le deberán sumar todos los intereses ocasionados en estos 9 años de investigación.

Demanda por mala praxis en Tunuyán

La demanda fue iniciada por Nancy Díaz, una mujer que sufría de obesidad mórbida y decidió iniciar un tratamiento para someterse a la intervención conocida como by pass gástrico.

Todos los estudios se realizaron en los primeros meses del 2015 y el 12 de marzo de ese año, se concretó la cirugía. La misma fue con éxito y a las horas la paciente fue dada de alta.

De esta forma, en las semanas siguientes Díaz asistió a los controles de rutina, pero el 29 de marzo comenzó con un cuadro febril. Horas después el cuadro había empeorado y la mujer aseguró que perdía pus por la sonda, en tanto que tenía dificultades para caminar.

A partir de allí, Díaz vivió un martirio. Días después comenzó a vomitar sangre y su estado de salud empeoró notablemente a tal punto que quedó internada en terapia intensiva.

En la denuncia, Díaz afirmó que algunas enfermeras que la atendieron por esos días le aseguraron que le habían colocado mal la sonda.

Lo cierto es que producto de ese cuadro, la mujer fue sometida a varias operaciones, algunas de ellas de urgencia, para drenar los líquidos y poder curar las infecciones.

Recién el 28 de abril salió de terapia intensiva y el 15 de mayo fue dada de alta. Sin embargo, hasta el día de hoy la mujer tiene problemas de movilidad por lo que no puede realizar sus tareas de costura y peluquería, entre otros.

Al demandar al hospital Scaravelli como responsable de la mala praxis, la justicia analizó el caso y le dio la razón.

Los jueces afirmaron en los fundamentos que quedó “fehacientemente acreditada la responsabilidad que le cabe a los profesionales de la salud al prestarle un deficiente servicio a la paciente, siendo el mismo la causa adecuada del daño sufrido”.

Luego agregaron que “por ello también resulta responsable el Hospital Regional Antonio Scaravelli en su carácter de proveedor del servicio de salud”.

En base a esto, fijaron una indemnización de $25.674.372, monto que se le deberán sumar todos los intereses ocasionados en la causa.

Te Puede Interesar