Opinión

Y un día pasó: Javier Milei confirmó que la dolarización era un fiasco

Javier Milei confeso a Bloomberg que la dolarización era un fiasco y se encamina a una neo convertibilidad. Las preocupaciones del FMI.

Por Marcelo López Álvarez

Algún día tenía que pasar, que Javier Milei contará algo distinto. Lo no era esperable era que confesara que su proyecto de dolarización fue siempre un fiasco y que su idea para concretarlo era una verdadera estafa al patrimonio argentino.

Claro que no se hizo cargo, fiel al estilo del Gobierno cargó la culpa contra sus terceros favoritos “la casta, la política”.

En una entrevista con Bloomberg, con la misma escenografía oscura, el mismo tiro de cámara y el mismo traje Milei sorprendió por primera vez en muchos interviews al hablar de la dolarización

El Presidente asevero que “la política” hizo fracasar su intento de dolarizar la economía como él lo había pensado, “Nos hubieran acusado de algún negocio turbio y nos hubieran enviado a la cárcel” confesó ante el John Micklethwait, editor general de la agencia internacional especializada en temas económicos.

Por primera vez (incluida la campaña electoral) explicó cuál era el plan que tenía para dolarizar, efectivamente como escribimos en estos espacios estaba asociado con rifar al mejor postor los pocos activos argentinos y el patrimonio del Banco Central.

El presidente afirmó que “Teníamos una estrategia para dolarizar, que era tomar los activos del Banco Central contra el gobierno nacional y vender esos títulos al mercado para después hacernos de dólares” . Milei en su permanente relación con procesos imaginarios incomprobables le aseguró al periodista que “Esa estrategia habría funcionado”, algo absolutamente incomprobable y probablemente falso ya que poner a disposición del mercado todos esos activos y bonos juntos hubiera tirado su cotización a un subsuelo aún peor que el que estaba.

El Presidente no acepta que sus planes imaginarios son impracticables en la economía real entonces prefiere una vez más descargar culpa en ajenos. “Dada la construcción del sistema político argentino era muy probable que si hubiéramos hecho esa operación la política habría dicho que esa era una estafa”. Alguien debería avisarle que realmente lo era y que necesitaba un marco legal para hacerlo.

Embed - Entrevista exclusiva: Javier Milei habla sobre el peso argentino, Trump, China y más

Por lo menos tuvo claro en qué hubiera terminado; “Nos hubieran iniciado algún tipo de juicio político y hoy la historia sería distinta” e insistió que “la política” es el mal de todos los males. “La política no nos acompaña sino que intenta bloquearnos directamente”, afirmó sin entender que la democracia es la pluralidad de ideas y que, precisamente, la oposición está para defender las ideas y conceptos de sus votantes que obviamente no son los del oficialismo.

Después de la confesión todo volvió a la normalidad, revoleo números falsos como el tamaño del ajuste, que si bien es brutal no llega a 12 puntos del PBI como le aseveró a Micklethwait al igual que la construcción que la inflación está a la baja. E insistió que el objetivo final es eliminar el Banco Central, algo que parece cada vez más una quimera ya que conseguir el apoyo parlamentario para eso es cada vez más difícil.

Las declaraciones del presidente a la prensa extranjera parecen ratificar que el modelo dolarizador quedó lejos y se avanza en la dolarización sintética un modelo con más de convertibilidad que de dolarización, como ya explicamos en este espacio.

Javier Milei se pregunta. ¿Quién tiene un dólar viejo Gómez?

Al igual que en el tango penando por los pesos, Javier Milei busca los dólares que, por lo menos, le permitan aflojar un poco las restricciones cambiarias bautizadas por la picaresca local como cepo.

En esa búsqueda a las mismas horas en que Miliei sobreactuaba como damo de compañía de la Generala Laura Richardson, los voceros de Luis Caputo dejaban trascender que sus reuniones en el país de la generala comenzaban a tener cierto éxito y se podría llegar a algún acuerdo para obtener esos 15 mil millones con los que Javier Milei sueña para levantar el cepo, y Caputo para cumplir con sus mandantes y cerrar el círculo del carry trade y de esa forma todos coman perdices.

Lo que Milei ni Caputo explica cómo seguiría el cuento después de conseguir los 10 o 15 mil millones, levantar el cepo y que esos millones vuelen y el Central vuelva a quedar exhausto en un plazo no mayor de dos o tres meses.

Pero no es solo un problema de Javier Milei y Luis Caputo. En todo caso el problema de ellos es garantizar el rulo a sus mandantes o amigos, pero el drama de fondo (para ser honestos intelectualmente) atañe a toda la clase dirigente política que no encuentra la manera de ingresar y retener en el sistema argentino las divisas que produce y una dirigencia empresarial de los grandes jugadores que tampoco tiene conciencia ni compromiso.

Al contrario de lo que pasa en Brasil (por ejemplo) aquí el compromiso con el país y su gente queda solo en manos de las PYMES y empresas de mediana escala, mientras que a los grandes jugadores, no importa de donde proviene el capital, siempre se olvidan la camiseta en casa a la hora de empezar el partido.

En nuestro gigante vecino ni Jair Bolsonaro se animo a salir de los BRICS y alinearse cipayamente con los Estados Unidos. La razón es tan simple como desconocida en la Argentina. El empresariado paulista (lo que sería aquí la UIA, AEA, etc) se plantó y le dijeron tenes todo nuestro apoyo para el ajuste pero nosotros hacemos negocios con el mundo; hoy el mundo es multipolar y negociamos con todos. Y allá fue Bolsonaro y cuidó la pertenencia a los BRICS.

julie kozak.png
Julie Kozak. la portavoz del FMI fue la que advirtió esta semana al gobierno de Javier Milei sobre la sustentabilidad de su programa.

Julie Kozak. la portavoz del FMI fue la que advirtió esta semana al gobierno de Javier Milei sobre la sustentabilidad de su programa.

Más deuda para qué

Definitivamente que el pleno de la ruleta Milei lo tiene puesto en tomar más deuda a partir de hacerse relativamente creíble desde el ajuste salvaje que va camino al fracaso .

La caída de recaudación de marzo -y la que ya se preanuncia en abril- solo abre la puerta a seguir profundizando el ajuste ya que el presidente sostiene que el déficit cero es innegociable. ¿Cuál es el límite de ese ajuste? Es la pregunta que sobrevuela no solo la política interna sino también la internacional y se hace ver en cada declaración de las autoridades del Fondo que muestran cierto reparo a ampliar el financiamiento a la Argentina.

Como hizo está semana la portavoz del Fondo Julie Kozack, quien insistió en que el Gobierno "asegure el valor real de las jubilaciones" y consiga "apoyo político y social" para hacer permanentes sus reformas.

Caputo busca salvar la ropa mientras ve que no es el único que está en la línea de fuego, sino que está acompañado por Guillermo Francos. Quizás por eso deja trascender que las posibilidades de recibir los dólares frescos está cerca como forma de defensa.

La realidad suele ser notablemente diferente al relato que propone el Gobierno de Javier Milei y sus seguidores quienes,hasta hace algunos meses, sostenían que el problema de la Argentina -entre otros- era el costo financiero de la deuda, momento para preguntarse entonces porqué mágica razón ahora tomar deuda para seguir financiando los carry trade de los amigos puede ser sustentable

Te Puede Interesar