Análisis

Milei, el atril y las apuestas por el batacazo

Javier Milei cerca de su sueño de copiar el modelo norteamericano. ¿Se viene un batacazo el viernes?

Por Marcelo López Álvarez

Mientras Luis Caputo mantenía su reunión con Kristalina Georgieva sin que sepamos ciertamente de que se habló en esa hora en San Pablo, en Buenos Aires, Javier Milei y su equipo siguen envueltos en las polémicas y haciendo esfuerzos de todo tipo para desmentir el comienzo del proceso de dolarización.

Que Javier Milei anuncie la dolarización de la economía argentina parece ya descartado de plano, pero no aparece fuera de agenda la posibilidad de que el presidente anuncie el fin del cepo y un proceso de competencia libre de monedas. El Central sigue firme con su política de dibujar hacia arriba las reservas y los mercados (sobre todo los fondos de inversión internacionales) principales socios de la aventura Milei-Caputo colaboran enfriando las cotizaciones de los dólares bursátiles y blue ayudados, según se comenta en las mesas, por un fuerte proceso de desprendimiento de ahorros por parte de personas físicas y jurídicas para hacer frente a las tradicionales obligaciones de fin de mes.

Los argentinos empiezan a comerse sus ahorros para hacer frente a sus obligaciones en un proceso de degradación de ingresos que se acentúa con una disparada de precios que no para, por más que los promedios del INDEC muestran una caída respecto a los récords de diciembre y enero.

El descontrol de los precios de referencia parece no tener techo. Ayer por ejemplo se conoció que la famosa Cajita Feliz del casa de comidas rápidas, al valor del dólar bursátil, está casi 1 dólar más cara en Argentina que en Estados Unidos. Más allá de la anécdota es lo que sufrimos todos los ciudadanos de a píe cada vez que vamos a hacer una compra al supermercado. La ausencia absoluta, ya no de precios de referencia ,sino de los precios en las góndolas. Algunas de las consecuencias que afectan a la vida diaria del retiro absoluto del Estado que está poniendo en marcha el Ejecutivo.

Dólar objeto de deseo y dolor de cabeza

El proceso de competencia de monedas o dolarización que vienen inflando los especuladores financieros y los fondos de inversión parece avanzar, como venimos contando, pero el campo, principal proveedor de dólares de la economía argentina, mira con recelo y prácticamente paralizó las liquidaciones.

Los rumores que provienen del círculo libertario que tienen contacto directo con Milei, la desmentidas del presidente y del ministro que cada vez tienen menos convicción ponen en alerta a un sector que si algo le sobra es experiencia en utilizar todos los recursos posibles para maximizar sus ganancias y apurar a los gobiernos en las políticas cambiarias.

image.png
El atril que espera a Javier Milei para la Asamblea Legislativa del viernes.

El atril que espera a Javier Milei para la Asamblea Legislativa del viernes.

Los productores no tienen ninguna intención de liquidar o vender en este escenario de precios internacionales a la baja y un gobierno que desorienta pero que va camino a una nueva devaluación.

El dólar blend que hoy utilizan los productores para liquidar parece atrasado respecto al dólar libre o al que podría surgir del mercado al momento de levantar o flexibilizar el cepo. Medida que podría anunciar el viernes el Presidente.

Los números difundidos por la Bolsa de Comercio de Rosario muestran que en enero y febrero el sector agropecuario liquidó exportaciones por poco menos de 1500 millones dólares en cada mes, unos 700 u 800 millones menos del promedio histórico de esos meses.

En marzo, siguiendo los números históricos, se prevé una liquidación cercana a los 3000 millones pero las previsiones hacen aparecer como imposible esa cifra si no hay algún cambio en la política cambiaria.

Con la mirada puesta en el viernes la tensión no solo pasa por los mercados, también en palacio los rictus de las caras van cambiando. Ayer apareció en el recinto de la Cámara de Diputados el atril que pidió el presidente. La forma en que fue colocado y preparado parecen dar con tierra la versión que circuló ayer con la posibilidad que el Primer Mandatario hablará en soledad desde el Salón Azul y se transmitiera por pantalla gigante al recinto.

Quedan todavía casi 48 horas de especulaciones. Habrá batacazo o será como esas peleas en Las Vegas que se venden com el combate del siglo y terminan siendo el fiasco del año.

Te Puede Interesar