viernes 30 sep 2022
Insiste

El oficialismo quiere reflotar la reforma con el aval de los intendentes

Paco Pérez no baja los brazos en su intento de modificar la Constitución. El plan se pondrá en marcha después de la Vendimia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Matías Malagoli 30 de enero de 2013 - 07:10
El peronismo mendocino quiere volver a poner en primera plana el debate por la reforma constitucional a partir de marzo, una vez finalizado el calendario vendimial y con toda la clase política metida de cabeza en las definiciones de las candidaturas para las elecciones legislativas.

La semana próxima el Gobernador Francisco Pérez convocará a su vice, Carlos Ciurca, y los 12 intendentes justicialistas para debatir los principales lineamientos de gestión para el año y empezar a diagramar la estrategia político-electoral del 2013.

El oficialismo pretende avanzar en la reforma con varios objetivos: el primero es lograr que sea la gestión Pérez la que logre el primer cambio en la carta magna mendocina en los últimos 100 años.

Pero, además, la discusión le permitiría al PJ avanzar en una serie de cambios a la ley electoral que ingresan dentro de las pretensiones del oficialismo para las próximas legislativas.

El cambio principal planteado en la reforma institucional es el desdoblamiento de los comicios para cargos provinciales, al que se suma la implementación de primarias abiertas (PASO) para esos espacios.

El desdoblamiento es planteado como una necesidad por el justicialismo provincial, aunque los reclamos de separar los comicios nacionales de los provinciales han menguado después de que el gobierno nacional reclamara a las provincias “evitar ir separados”, como lo pidió Alicia Kirchner a los intendentes el sábado.

El Ejecutivo confía en poder reinstalar el tema después de la Vendimia y en lograr un acuerdo con la oposición para modificar la legislación electoral y también la Constitución. En diciembre, el PJ ya pudo negociar con el radicalismo de Alfredo Cornejo el déficit presupuestario.

Te Puede Interesar