El adiós

Leonardo Favio, un ferviente defensor del peronismo

El cineasta manifestó su firme apoyo al partido liderado por Juan Domingo Perón a lo largo de su vida.

Por Sección Nacionales
Leonardo Favio fue un ferviente defensor del peronismo y lo demostró en toda su obra. Se reunió en varias ocasiones con Juan Domingo Perón y le manifestó su apoyo incondicional. En su película Gatica, el mono (1993) realizó una reconstrucción histórica, que lo llevó a viajar hasta la década del 50, el momento en que coincidieron el púgil José María Gatica con Perón, una obra para la que convocó al entonces debutante Edgardo Nieva, reencuentro de Favio con el mejor cine y el éxito. "Está de duelo el país, se fue un gran artista y un gran militante, de la vida y del peronismo", dijo Nieva recordando al director en diálogo con TN.

Más adelante, otra película sellaría su lazo con el peronismo para siempre. Si bien nació como un encargo, el documental Perón, sinfonía del sentimiento (1999) se convirtió en una de sus obras más personales, tanto por el tema y la pasión que implicaba, como por su forma de encarar una historia que parecía inabarcable. El film fue dedicado a Héctor J. Cámpora, Hugo del Carril, Ricardo Carpani, Rodolfo Walsh y al grupo de trabajadores y estudiantes del Grupo Cine Liberación, que impulsaron Fernando Solanas, Octavio Getino y Gerardo Vallejo.

La realización de esta película lo obsesionó durante largos años. Decía que su objetivo era "apretar la historia del peronismo en cinco horas para que sea amena, atractiva para los jóvenes, que no tinte al zapping y sea veraz". Para tal fin, resolvió que el documental no se presentara en los cines, sino en varias entregas a través de la televisión. "Cuando la terminé, decidimos que no era una película para los cines. La sacamos en video, la vendimos en los kioscos y la pasamos en centros barriales, en sindicatos. En barrios muy humildes ponían el cartelito: 'Hoy Perón, empanadas, vino'. Ahí veían la película y discutían los militantes", contó el cineasta tiempo después, en diálogo con Página 12.
Mientras transitaba la última etapa de la realización de esta obra, reflexionaba sobre su quehacer como militante del peronismo y se admitía "desgastado": "Creía tener un conocimiento profundo del peronismo. Pero me di cuenta de que era ingenuo pensar que en esta historia sólo se involucra a nuestro país. En realidad, se involucra a toda la América y el mundo, porque es una filosofía que emerge por amor a la gente", dijo, en una nota con LA NACION.

En los últimos años, manifestó su firme apoyo al gobierno kirchnerista: "A Cristina de Kirchner, por ejemplo, le buscan todos los "peros". Y los que le buscan todos los peros son gente que no ha hecho nada por el país y que sólo se dedica a incomodar. Desde la primera presidencia de Perón, éste es el mejor gobierno que hemos tenido. Están reconstruyendo un país, después del bombardeo que hemos sufrido, después de años de padecer a gobernantes que se peleaban por ver quién les jodía más la vida a los argentinos. Creo a muerte en este gobierno", sentenció, en una entrevista con Página 12.

En su última aparición frente a público al recibir en 2009 los Cóndor de Plata por Aniceto, expresó: "Nadie podrá decir de mí que fui un desagradecido", y lo demostró agradeciendo el presente político y cultural de la Argentina, "con el que soñaba desde chico".

Fuente: La Nación

Te Puede Interesar