Candidato

El intendente de San Carlos quiere ser la alternativa "gansa" a la gobernación

Visiblemente distanciado de la conducción del PD, Jorge Difonso es el único demócrata en un cargo ejecutivo y el primero en anotarse en la larga carrera para suceder a Paco Pérez.

Por Matías Malagoli

Faltan tres años, es cierto. También lo es que la gestión de Francisco Pérez apenas transita sus primeros meses. Pero, al igual que se debate en el plano nacional la sucesión de Cristina, en Mendoza algunas piezas ya se mueven pensando en 2015.

Uno de los dirigentes que trabaja con ese horizonte es el sancarlino Jorge Difonso. El intentende más “antiminero” quiere ser gobernador en 2015.

Difonso, notoriamente distanciado de la conducción del Partido Demócrata que encabeza Andrés Grau, quiere postularse como una alternativa con experiencia de gestión lejana al liberalismo (económico) extremo que postulan sus pares “gansos”.

Quiere ser, en definitiva, un demócrata corrido al centro, y evitar los alineamientos con figuras de la derecha nacional con poca llegada a Mendoza como Mauricio Macri.

El intendente se mostró muy crítico con la conducción del partido la semana pasada, después de que se publicara una solicitada en los medios atacando a la presidenta el mismo día de su arribo a Mendoza por la Cumbre del Mercosur.

“Me pareció una falta de respeto”, consideró, y aprovechó para hacer una evaluación de cómo debería reinventarse el partido para tener chances en el horizonte electoral. “Hay que potenciarlo como una fuerza provincial, independiente de cualquier partido nacional”, planteó.

Dirigentes del entorno de Difonso confiaron que ya se está trabajando en el fortalecimiento de una estructura partidaria que pueda sostenerse frente al control del aparato oficial en manos de De Marchi.

Pero aguardan, además, una ayudita desde la Legislatura: están esperanzados en que se modifiquen la Constitución de el sistema electoral, adoptando el sistema de primarias abiertas y obligatorias. Este esquema, que neutralizaría el poder de los aparatos partidarios, le permitiría a Difonso competir con mayores posibilidades.

El intendente ya se despegó del partido provincial cuando desdobló los comicios en 2011 junto a Víctor Fayad. Allí compitió contra el PJ (los radicales llegaron con pocas fuerzas) y venció, con cierta comodidad, al peronista Mario Guiñazú (ex intendente).

Con el pase de Omar Parisi al justicialismo y la derrota de De Marchi (por una importante diferencia ante Carlos López Puelles perdiendo 12 años de dominio en Luján), Difonso quedó como la única figura del PD en cargos ejecutivos. Su alto perfil “antiminero” le permitió, además, tener una alta presencia mediática cada vez que se discute algo relacionado con la ley 7722.

Te Puede Interesar