Crimen en Maipú

Familiares del joven asesinado en Maipú: "Lo mataron para robarle la bici"

Por Hernán Adrover

Quería estudiar, le gustaba jugar al fútbol y se ganaba algunos pesos trabajando de la construcción, podando árboles y hasta vendiendo ajos. Héctor Eduardo Morales (20) había acudido a una fiesta este domingo por la noche y por la madrugada del lunes terminó asesinado de una puñalada en Maipú. Los familiares explicaron que lo engañaron para sacarlo de la fiesta y que después lo atacaron con un cuchillo para robarle la bicicleta y un celular. Hay un menor de 16 años detenido. 

Héctor Morales tenía 20 años y vivía con tres hermanos y sus padres en una casa de calle Pablo Pescara del barrio Ciancio de Maipú. Era fanático de River Plate y este domingo por la noche fue a un cumpleaños de 18 años, donde hubo una fiesta, y que se hizo en una casa del barrio Chacabuco, a unas cuadras de su domicilio. 

Policías de Científica rastrillaban las calles Rosello y Agote, donde encontraron el cadáver. Allí habían manchas de sangre y una cámara de seguridad.

Pasadas las 22 de este domingo tomó prestada la bicicleta de su hermano de 14 años. El rodado se lo había regalado hacía unos tres meses a su hermanito por su cumpleaños y se la pidió prestada porque "iba y volvía", contaron sus familiares, quienes hablaron con Sitio Andino. 

"Se fue en la bicicleta hasta una fiesta que hicieron en el barrio Chacabuco. Como a las 5 (de este lunes) vino un amigo de él (por Héctor Morales) y nos dijo que estaba tirado en la calle". Los familiares fueron al lugar y encontraron sin vida a la víctima, quien murió producto de una herida de arma blanca. El cuerpo estaba con manchas de sangre y tirado al lado de una acequia en las calles Rosello y Agote de dicha barriada de Gutiérrez.

"Cuando estaba en la fiesta unos pibes del barrio Babilonia lo invitaron a ir comprar 'escabio' y salieron pero en realidad era para robarle. Lo agarraron a las dos cuadras y lo mataron".  Esos pibes (por los del Babilonia) no es la primera vez que roban, siempre andan en esa, hacen daño y hasta a las vecinas le roban", explicó, aún dolida, Liz Giuliana Páez (18), hermano del joven asesinado. 

La víctima murió de un puntazo. Tenía 20 años y vivía con sus hermanos en el barrio Ciancio. Policías buscaban indicios. 

"Lo agarraron con un soga y lo llevaron para robarle la bicicleta. Era una bici rodado 27 negra con calcomanías de Vans", graficó. Además, agregaron que también le sustrajeron el celular y ambos elementos, todavía no aparecen. "Lo mataron para robarle la bicicleta. Él se defendió y lo apuñalaron", indicó la chica. 

Además, otro de sus hermanos, el de 14 años, indicó que "Le pegaron entre varios, eran muchos. Y mi hermano tenía un coágulo en la cabeza y por eso sufría convulsiones. No le podían pegar ahí porque empezaba a convulsionar", explicó respecto a la enfermedad que padecía. 

"Le robaron la bicicleta, una visera y la bicicleta", explicó Liz, quien además pidió justicia para su hermano, quien iba a continuar con los estudios. "Era un chico piola, le gustaba estar con nosotros. Y los que lo mataron son todos del Babilonia. Mi hermano no estaba con ninguno de ellos, no los conocía". Los sabuesos están atrás de cuatro o cinco nombres

La víctima le había regalado la bici a un hermano de 14 años.

A su vez, señalaron que los supuestos autores del crimen, todos del barrio Babilonia, algunos son menores y otros mayores. 

Morales fue encontrado sin vida pasadas las 5 en las calles Rosello y Agote y los policías de Investigaciones trabajaron en el lugar y con las grabaciones de una cámara de seguridad de calle Boedo y Lorca del barrio El Rosal. Según esas imágenes, se observa el momento que la víctima era atacada. 

Un joven fue asesinado de una puñalada en el abdomen en Maipú

Los policías, cuando llegaron, encontraron a un grupo de adolescentes que salieron corriendo al verlos. De ese grupo capturaron a un menor de 16 años que, según las imágenes captadas, le habría pasado un tipo de machete a otro sujeto que luego escapó. 

Por último, allegados de los familiares pidieron colaboración porque no estaban pasando un buen momento económico y requerían de donaciones. Esto porque la víctima fatal era uno de los que aportaba dinero en la casa. 

La causa quedó en manos de la fiscal Claudia Ríos, de Homicidios. Las autoridades no descartan alguna otra hipótesis porque desde el Ministerio de Seguridad informaron que el homicidio se produjo en ocasión de riña. Sin embargo, todo apuntaría a un robo porque los efectivos intentaban tener las características de la bici y del teléfono. 

Te Puede Interesar