atención

¿Cómo prevenir abusos de menores por Facebook?

Las redes sociales permiten el encuentro entre diferentes personas, esto genera que muchos usuarios cometan infracciones vinculadas a las relaciones interpersonales.

Las redes sociales permiten el encuentro entre diferentes personas, esto genera que muchos usuarios cometan infracciones vinculadas a las relaciones interpersonales.
Actualmente cualquiera puede tener una cuenta en Twitter o Facebook, muchos contactos que se forman a través de la red son personas desconocidas. ¿Qué se hace si un padre descubre que su hijo tiene “amistad” en Facebook con un usuario que tiene este tipo de perfil?:
Si bien la intención no es prejuzgar a las personas, hay imágenes que sorprenden y pueden generar un estado de alerta. Pero, ¿existe una legislación u organismo que contenga las denuncias de este tipo de casos?.
Horacio Bruera, socio del estudio jurídico Carranza Torres & Asociados que se encarga de legislación en nuevas tecnologías brindó información sobre el tema. En base a la consulta sobre dónde realizar las denuncias contra este tipo de usuarios, Bruera, confirmó tres instancias:

1- Se puede “denunciar en cualquier comisaría la posibilidad de introducción a un menor al delito o la realización de actividades delictivas por medio de la red social”. A partir de esto, “comienza a realizarse una investigación con herramientas informáticas para que el juez determine si existe el hecho delictivo. Lo más oportuno es que un escribano certifique haber visto las imágenes o conversaciones perversas ya que el mismo puede ser modificado”.
 
2- Otra instancia es el bloqueo o reporte por medio de Facebook, “particularmente esta plataforma realiza un contrato con el usuario en el cual existen cláusulas que prohíben la realización de actividades ilícitas y de comunicar contenido pornográfico”. En este punto, Bruera, enfatiza que “no es propicio generar la primer denuncia en esta red social ya que Facebook puede hacer desaparecer el perfil y esto entorpecería la investigación judicial, por falta de pruebas tecnológicas”.
 
3- El escrache también es una manera de realizar una denuncia social, “pero esta imputación sobre una persona, tiene que ser enunciada por un juez. De lo contrario cabe la posibilidad de estar injuriando o calumniando a un tercero”, finaliza Bruera.
Hasta que la Justicia diga lo contrario, el posible infractor es inocente, el perfil puede ser falso, los menores pueden ser mayores de edad y miles de potenciales situaciones son viables de ocurrir.
Lamentablemente no existe un organismo que contenga este tipo de casos, mucho menos que intervenga en materia de nuevas tecnologías. Si bien el código penal fue modificado en 2008 y contiene artículos sobre la pornografía infantil en Internet, pocas posibilidades hay de resolver este tipo de temas velozmente.
La única arma que uno tiene al alcance de su mano, para generar una solución, es prevenir y controlar el uso y contactos de un menor de 18 años en las redes sociales.

Fuente: Infonews

Te Puede Interesar