investigación
Femicidio en San Rafael: esperó que su ex saliera de la escuela, y la mató en la vereda
Jueves, 21 de octubre de 2021
Por: Cristian Pérez Barceló

Un femicidio estremeció la noche sanrafaelina este miércoles, cuando a puñaladas fue asesinada Natalia Tagua a manos de su ex pareja, Antonio Sáez, quien la ultimó en una vereda en la esquina de las calles Luzuriaga y Paula Albarracín de Sarmiento en San Rafael.

Natalia y su asesino, Antonio Sáez.

El caso conmovió también por las especiales circunstancias que revelaron fuentes cercanas a la investigación.

Es que Sáez tenía prohibición de acercamiento a tal punto que ni siquiera tenía permitido estar en San Rafael, sino en Valle de Uco, de donde es oriundo.

Alertada la Justicia de su presencia en el sur provincial, se libró una orden de búsqueda el pasado lunes que había resultado infructuosa.

Hasta que esta noche, Sáez apareció a la salida de su ex pareja de la escuela. "Ella estudiaba para aprender a manejarse con las tarjetas y no depender más de las manipulaciones de Antonio, quien le usaba las cuentas y así le sacaba la plata", contó a SITIO ANDINO una hermana de la víctima, a la espera de que le permitieran ver el cuerpo de Natalia.

"Yo no quería que estudiara porque me la veía venir; se exponía a que este tipo la encontrara en la calle en horas de la noche; y así terminó", agregó el cuñado de la mujer asesinada.

Los peritos trabajando en el lugar del asesinato.

La presencia de la fiscal de violencia de género, Paula Arana en el lugar, para dirigir las actuaciones, junto a los máximos jefes policiales de la región, los comisarios Pablo Domínguez y Miguel Sánchez, daban cuenta de la trascendencia que alcanzaba un crimen pocas veces visto en estas tierras.

Natalia Tagua ayudaba en un comedor de la zona.

"La esperó, y cuando Natalia venía de la escuela junto a dos compañeros, le pidió conversar; los compañeros se quedaron más alejados, y a la vuelta de la esquina Sáez la mata", reveló uno de los investigadores.

Sánchez reveló que gracias a los testigos y el llamado al 911 es que comenzó un inmediato rastrillaje por la zona y lo encontraron casi de forma inmediata: "Tenía manchas aparentemente de sangre, y también una lesión, que habrá que determinar si se la provocó él mismo, porque ya este fin de semana se lo buscaba a raíz de un intento de autolesión".

Natalia tenía 3 hijos que llegaron al lugar tras correr pocas cuadras, y recibir la asistencia de policía comunitaria.

La hermana de Natalia, embarazada de casi 8 meses, tuvo primero la ayuda de vecinos que le acercaron una silla, pero se descompensó y fue trasladada en una ambulancia al hospital Schestakow. En el mismo nosocomio ya estaba internado y aprehendido, su cuñado.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario