DRAMA

Crecieron las denuncias por abuso sexual en Mendoza: cómo influyó el encierro

La condena a la madre de la víctima del conocido como "el Chacal de la Cuarta" reavivó la consternación por un drama que es permanente: los abusos sexuales. En este caso el de una mujer, víctima de su padre, que la dejó embarazada siete veces, en un drama que se perpetuo durante más de 20 años. Pero este no es un hecho aislado: los  casos de abusos se cuentan por miles en el país y lo más alarmante es que muchos de estos se desconocen por la falta de denuncias.

Las estadísticas de los abusos sexuales son engañosas en todo el mundo, debido a que es un delito que muchas veces la víctima prefiere no denunciar. Es, al decir de los especialistas, el delito que tiene mayor "cifra negra". Sin embargo, los hechos si denunciados crecieron un 20% en lo que va del año en Mendoza, y esa cifra tiene con correlato con la situación detectada a nivel nacional.

Según información brindada por la Suprema Corte de Justicia de Mendoza a SITIO ANDINO, de enero a julio de 2021, en la provincia se denunciaron 1.504 abusos sexuales. De ellos, 1.273 fueron casos de abuso sexual "simple", según la legislación; y 231 abusos sexuales "con acceso carnal". Esto representa un incremento del 20% respecto a las denuncias realizadas durante el mismo período del 2020, cuando se contabilizaron 1.247 hechos advertidos a las autoridades: 1.006 de abuso sexual simple y otros 241 con acceso carnal (más que los denunciados este año).

Estas cifras muestran una tendencia similar a la registrada a nivel nacional. Desde la ONG "Defendamos la República Argentina" advirtieron que de julio de 2020 a julio de 2021, crecieron un 20% las denuncia por abuso sexual en todo el país, aunque solo toma en cuenta a los cometidos contra menores de edad en ese número.

Según el informe, en ese período se realizaron 8.000 denuncias en todo el país, siendo la provincia de Buenos Aires, CABA, Santa Fe, Santa Cruz y Misiones, los cinco puntos más críticos en estas cifras. Mientras que Mendoza y la zona Cuyo están "dentro de los términos medios" en el país, explicó Javier Miglino, presidente de la ONG.

"El último año fue muy difícil por el contexto de pandemia, ese encierro forzado en muchos casos agravó situaciones de abusos en los que la víctima y el victimario comparten el techo", destacó Miglioni.

Sucede que la mayoría de estos casos se da en el ámbito familiar. "Esto es un verdadero desastre, una tragedia porque favorece la impunidad del depredador y son situaciones que se prolongan en el tiempo", destacó.

"En los casos de abusos sexuales en menores de edad, más de un 80% se da en el ámbito intrafamiliar o personas de cercanía, como esos amigos de la familia o vecinos de mucha confianza", sostuvo Miglioni.

"El abuso sexual es el delito con mayor cifra negra en el mundo, es esa diferencia entre lo que se denuncia y lo que no se denuncia", sostuvo Miglioni, quien además agregó que la falta de contacto cara a cara con los docentes durante más de un año llevó a que muchos chicos no tuvieran cómo o a quién contarle su padecimiento. Es que es la escuela, con el rol de los docentes, la que en muchos casos detecta este tipo de situaciones.

En esto, destacó el presidente de "Defendamos la República Argentina", es clave el rol de la Educación Sexual Integral (ESI): "La irrupción de la ESI en las escuelas ha sido extraordinaria, permitió poner negro sobre blanco respecto a que los chicos sepan qué es una situación normal o no, ya que eso es uno de los argumentos que usan los depredadores. Esto permite que el chico pueda visualizar qué es lo que no está bien".

Por eso, destacó la necesidad de "que se den más horas de ESI, porque de alguna manera nos va a permitir ir terminando con estos casos de abuso sexual intrafamiliar, que son los que se pueden evitar.

Te Puede Interesar