jueves 1 dic 2022

Se cumple un año del crimen de Melody Barrera, el primero que se investiga como travesticidio en Mendoza

Ahora, en el debate, surgen las preguntas: ¿existe la carátula "travesticidio" en el Código Penal? ¿Se trató de un travesticidio, un transfemicidio o un femicidio? y, por último, la más importante y que no tendrá respuesta ¿qué hubiese querido Melody?

En diálogo con Sitio Andino, la abogada especialista en materia de género, Carolina Jacky, arrojó claridad sobre el tema. "La caratula ‘travesticidio' no existe. El Código Penal establece los delitos y cada figura tiene que ser exacta y cuando se habla de homicidio, el artículo 80 establece los agravantes", comenzó.

"Por ejemplo, el Código Penal no habla de femicidio sino del hombre que matare a una mujer en un contexto de violencia de género. El tipo penal, tiene que ser un hombre porque si una mujer mata a otra no es femicidio aunque haya habido violencia. En esos casos, el asesinato puede estar agravado por odio o discriminación. Todo eso figura en el inciso 4 donde enmarcan el caso de Melody", sumó la letrada.

El artículo 80 al que refiere la abogada penaliza con prisión perpetua "a quien matare" y luego enumera una lista de agravantes. Particularmente, el asesinato de Melody, se le imputa a Cháves los cargos del inciso 4, es decir, matar "por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión".

"Entonces, si bien la carátula travesticidio no existe, sí existe el artículo y el inciso que penaliza a una persona que comete un crimen de estas características. Ahora, en el caso concreto de Melody, pienso: ella se autopercibía como mujer, se identificaba así, entonces, ¿por qué no se investiga como femicidio?", planteó Jacky.

"Si quisiéramos respetar la identidad por la que ella luchó, quizás deberíamos decir que fue un femicidio, quizás eso hubiese querido Melody. Creo que este es otro debate que nos debemos como sociedad", concluyó la letrada.

Sobre el caso

La investigación del caso Melody Barrera, liderada por la fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, reveló que la joven trans fue ultimada por la espalda desde un automóvil VW Bora. Las cámaras de seguridad, sumado al relato de personas que atestiguaron los hechos, permitió identificar la patente del vehículo desde donde se ejecutaron los disparos.

Travesticidio: nuevo revés para el policía acusado de acribillar a balazos a Melody Barrera

Además, la fiscal Lazo solicitó información sobre el celular que se activó en la zona de los hechos y a la hora en la que se perpetró el transfemicidio y así se pudo ubicar al único procesado del caso: Darío Jesús Cháves, de 31 años, detenido desde el pasado 17 de septiembre. El imputado es miembro de las fuerzas de seguridad, es decir: se trata de un policía que prestaba servicios en la Comisaría 34 de Godoy Cruz. Aquella noche estaba de franco y utilizó su arma reglamentaria para cometer el asesinato.

Los cargos que deberá enfrentar son: crimen por odio a la expresión de género y alevosía agravada por su condición de efectivo policial. Estos delitos prevén una condena de prisión perpetua, su sentencia se decidirá en un juicio por jurado, el primero por "travesticidio" en la historia de Mendoza.

Mientras tanto, el imputado permanece con prisión preventiva mientras su defensa, encabezada por el abogado Ramiro Villalba, presentó un pedido de nulidad de todo el proceso llevado adelante en la investigación por Lazo. Alegó que la fiscal habría incurrido en ilegalidades cuando solicitó los informes sobre el titular del teléfono celular que se activó en la zona de asesinaron a Melody.

Si bien, por decisión unánime de los tres jueces intervinientes se rechazó este pedido, el abogado defensor podrá apelar ante un tribunal superior lo decidido por los jueces Marcelo Gutiérrez del Barrio, Luis Correa Llano y Ramiro Salinas quienes analizaron y avalaron el accionar de la fiscalía. Actualmente, la causa quedó cerca de ser elevada a juicio, aunque aún no hay fecha de inicio establecida.

Te Puede Interesar