justicia federal

Caso Bento: uno de los detenidos confesó haber pagado coimas para ser liberado

Por Sección Policiales

Sólo un fin de semana duró el silencio de los detenidos por el caso Walter Bento, la causa que estremece la justicia federal de la provincia.

Es que en las últimas horas, Javier Santos Ortega, un presunto contrabandista que fue detenido en los múltiples allanamientos realizados para desbaratar la banda liderada por el juez, decidió declarar y confesar que pagó coimas, a través de sus abogados, para recuperar la libertad.

El día que Santos Ortega fue detenido acusado de integrar una banda de contrabandistas. 

Fue tras una detención en mayo del 2019, donde Santos Ortega y un familiar suyo fueron detenidos acusados de contrabandear mercadería por más de 206 millones de pesos.

En esa ocasión, el Juzgado Federal 1 de Walter Bento ordenó allanamientos en distintas viviendas de Guaymallén, Maipú y Godoy Cruz, dejando como resultado el secuestro de calzados, indumentaria, balanzas, termos, camionetas, autos, motos, un montacargas, dispositivos móviles y elementos informáticos, entre otros tantos objetos.

Para los pesquisas, Santos Ortega era miembro de una organización que creaba empresas y sociedades "pantallas" para facilitar el ingreso al mercado formal de los fondos provenientes de esta actividad ilícita.

Ahora bien, Santos Ortega comenzó siendo defendido por un abogado pero al tiempo cambió a otros letrados, justamente por Martín Ríos y Matías Aramayo, dos de los profesionales que están acusados en la causa que instruye el juez Eduardo Puigdéndolas.

Walter Bento, principal acusado en la causa. 

Y fue allí donde el presunto contrabandista pagó una coima para ser liberado. Al declarar en las últimas horas, el sospechoso admitió que entregó 700.000 dólares para salir de la cárcel.

Cómo se pedían las coimas y cuánto eran los montos de los sobornos. 

El testimonio de Santos Ortega complica en demasía a los letrados mencionados, pero además comienza a ratificar toda la información que se desprendió de las escuchas telefónicas y pruebas incorporadas al expediente.

En esos informes, cabe recordar, hay conversaciones entre los abogados y Diego Aliaga, el despachante de aduana asesinado en Lavalle y supuesto nexo entre Bento y los presos para las coimas.

Mientras se van sumando pruebas, la causa permanece con al menos 15 imputados, entre los que hay 8 personas con detención.

Walter Bento está señalado como líder de una banda que pedía coimas a presos a cambio de beneficios.

Estos son los tres abogados (Ríos, Aramayo y Luciano Ortego), y los cinco delincuentes que presuntamente fueron beneficiados: Juan Carlos Molina, Javier Santos Ortega, Eugenio Nasi, Marcos Calderón y Omar Rodriguez.

A estos se suman Walter Bento -tiene fueros por eso no está detenido-, su mujer María Boiza y otros cinco sujetos que están señalados por delitos menores como falso testimonio.

Tanto Bento como los abogados están acusados de integrar una asociación ilícita destinada a recibir coimas para beneficiar a presos de la Justicia Federal. En tanto que también fueron procesados por enriquecimiento ilícito, cohecho pasivo y activo, y lavado de activos.

Te Puede Interesar