Mercado en Tu Barrio y Canasta Ahorro, nuevas versiones

Nacidas en tiempos de crisis: vuelven las ferias del productor al consumidor en Mendoza

Por Miguel Ángel Flores

Aunque son iniciativas que van por carriles separados, coinciden en el consumidor como la última estación de un trayecto que promete ser más corto desde el inicio. Las históricamente llamadas "ferias francas" han cambiado de nombre con el tiempo, pero no de espíritu, y de hecho, al resguardo de una inflación incesante en el circuito comercial masivo, resurgen en estos tiempos con características propias en Mendoza. 

Mercado en Tu Barrio es parte de un convenio entre el municipio de Maipú y el ministerio de Agricultura de la Nación, que aborda el fenómeno desde las llamadas "agropymes" o pequeños emprendimientos productivos normalmente expuestos al poder de la intermediación para imponer precios y recortarles rentabilidad.

En cambio, "Canasta Ahorro", lanzada a nivel nacional por el ministro de Desarrollo Daniel Arroyo inicialmente para el conurbano bonaerense, está enfocada en el consumidor final. Precios rebajados de 28 productos que, según se anticipó, llegarán a unas 60 ferias barriales de todo el país, en una renovada postal con las plazas departamentales como epicentro.

Inspirada en lo que alguna vez fue "Del campo a tu mesa", según Maximiliano Gabrielli, secretario de Desarrollo Económico de Maipú, "Mercado en tu Barrio tiene dos o tres objetivos: uno es establecer precios de referencia periódicamente, porque mientras más competencia haya es mejor para evitar los monopolios y favorecer a productor y consumidor. Serán ferias itinerantes en base a la variedad de productos del cinturón verde que tiene Maipú". 

La experiencia va por su primera prueba piloto, para lo cual resta terminar de contar con la infraestructura que promete enviar la Nación, como gazebos para los distintos puestos en donde se instalarán los productores. Por eso se estima que arranque a mediados de junio.

Canasta Ahorro: cuándo llegaría a Mendoza

Aunque toman color en estos tiempos donde el bolsillo se pone a prueba a diario, en agosto del 2020 Desarrollo Social había lanzado su Plan Federal de Ferias, con el objetivo de promover "cadenas cortas de comercialización y menores costos, propiciando la asociación de diferentes eslabones productivos locales y garantizando accesibilidad a alimentos a precios justos y accesibles".

Bajo ese paraguas, Arroyo lanzó esta semana "Canasta Ahorro" bajo el lema "Los productos que necesitas a los mejores precios", para implementarse en las ferias populares. Según se anticipó, hacia fin de mes estará disponible en distintos puntos del conurbano bonaerense y Rosario, para luego expandirse en otros grandes centros urbanos de todo el país, por lo que, aunque sin precisiones, se espera que empiecen a funcionar en Mendoza de junio en adelante.

Está compuesta por 28 productos, que se pueden adquirir de forma separada y por unidad. Algunos ejemplos: leche en sachet a $55, yoghurt por $65, harina a $38 el kilo, o azúcar a $48. Pero también está previsto que provean, entre otros, aceite mezcla, arroz, yerba, puré de tomates, granos, miel, carne y pescado, además de artículos de limpieza y hasta toallitas femeninas.

"Es para celebrar un intercambio directo entre consumidores y productores, que facilite el dejar de lado la intermediación que encarece la cadena de valor", señaló Fernando Goyeneche, director de la ONG Consumidores Mendocinos. 

Lógica de funcionamiento: ¿cómo sostenerlas en el tiempo?

Según Arroyo, se pretende "llegar a 60 ferias en distintos lugares del país, varias de las cuales ya existen, y lo que hacemos es acompañar a iniciativas que ya tienen gobiernos locales y provinciales. Hay muchos pequeños productores que colocan sus productos y también estamos incentivando el tema de la buena nutrición, por eso hay lácteos, carnes, pescados, frutas y verduras".

En cuanto a El Mercado en tu Barrio, el acuerdo inicial es con al menos 7 asociaciones que reúnen a unos 300 pequeños productores dispuestos a instalarse cada 15 días en distintos puntos. En base a sus costos y precios de venta regulares, van a permitir determinar precios de referencia por día o por semana, "con un porcentaje de rebaja respecto al promedio acorde al mercado, que a su vez depende de la zona de origen", resume Gabrielli.

La oferta comprende frutas y verduras como productos excluyentes, con la posibilidad de incorporar pollo y, aunque es más improbable, al menos 2 o 3 cortes de carne. Pero la lógica no se agota allí: también busca proyección nacional a través de un vínculo con productores de distintas regiones, como yerbateros de Misiones o tamberos de Córdoba y Santa Fe, para favorecer el intercambio. 

A esta altura, cabe otra pregunta ¿Porqué las ferias suelen ser fenómenos efímeros que resurgen con la inflación por las nubes, y no pueden sostenerse como espacios consolidados en el tiempo? El poder de fuego de los monopolios es una explicación y un funcionario municipal lo analiza así: "En algún momento entregábamos bolsones de verduras, y de repente una cadena de supermercados del departamento bajó sus precios con promociones que terminaron cuando concluyó su experiencia. Actualmente esa cadena mantiene sus promos con bolsones. Quiere decir que algo quedó".

Sin duda, en tiempos de crisis, las ferias asoman como modos alternativos a los canales habituales. Sin embargo para Goyeneche, un déficit a subsanar es su alcance geográfico y la necesidad de apoyo para promoción. "El problema es que las ofertas se localizan en las zonas de origen y sus alrededores, algo a considerar al abastecer la demanda y garantizar la distribución. Por eso es importante el apoyo del Estado en facilitar no solo infraestructura sino cierta publicidad para competir con los formatos concentrados que tienen poder de llegada a los consumidores".  

Te Puede Interesar