un muerto y dos baleados

Tiros, golpizas y un homicidio: la cronología de los incidentes entre hinchas de la Lepra

Por Pablo Segura

Los festejos por el aniversario del club Independiente Rivadavia terminaron con serios incidentes que dejaron un joven asesinado a balazos, otros dos baleados y varios heridos producto de golpizas.

Los disturbios generaron pánico en miles de personas que se habían acercado a los Portones del Parque a festejar el cumpleaños de la Lepra, pero que terminaron envueltos en un enfrentamiento armado que de milagro no dejó más víctimas fatales.

De acuerdo a las primeras averiguaciones practicadas por la policía, se cree que hubo un enfrentamiento entre distintas facciones de la barra: los del barrio Parque Sur contra los de Villa Hipódromo. En ese sentido, se informó que los primero abordaron a sus "enemigos" en los portones y que comenzaron a disparar entre miles de personas, entre ellas, familias y varios niños.

Un muerto, baleados y heridos por golpizas en los festejos por el aniversario de la Lepra.

Las agresiones fueron sobre calle Boulogne Sur Mer, entre los Portones del Parque y el club Andino, lugar en el que terminaron asesinando de al menos cuatro balazos a Gabriel Osvaldo Videla Parraguez.

La cronología

Desde minutos después de las 21, cientos de hinchas de la Lepra se movilizaron hasta el club y los portones del parque para celebrar el cumpleaños del club.

Los hinchas arribaron en colectivos, motos, autos y algunos caminando. Una importante cantidad de gente se reunió en el Parque de la Familia, en Las Heras, y de allí se trasladaron al Parque. En tanto que otros hicieron lo suyo desde Godoy Cruz y Guaymallén.

A las 22.50, el CEO recibió un informe sobre los festejos. En ese momento en el interior del Parque habían unos 2.000 hinchas celebrando, sin ningún tipo de incidentes.

Pero esa calma duró poco. De acuerdo a los registros, a las 23.27 se notificó el primer incidente, cuando personal policial que estaba abocado al operativo advirtió que había tiros en inmediaciones del club.

Al mismo tiempo, el personal que manejaba las cámaras de seguridad del Ministerio de Seguridad advertía que cerca de los portones los ocupantes de un Ford Falcon rojo atacaban a golpes a un hombre.

Esa persona recibió una paliza y sufrió graves heridas en su rostro, por lo que luego debió ser llevado al hospital Lagomaggiore.

A las 23.36 la policía logró dar con los ocupantes del Ford Falcon en Avellaneda y Paso de los Andes. Eran cinco sujetos a quienes no les hallaron armas de fuego ni armas blancas. No obstante, fueron aprehendidos y llevados a la Comisaría Quinta.

La intervención policial, lejos de calmar los ánimos, generó más disturbios. Minutos después, un grupo de hinchas atacó a móviles, causando daños en dos unidades.

A las 23.42 ingresó al 911 el primer llamado pidiendo una ambulancia por un herido de arma de fuego. Los testigos afirmaban que la víctima yacía tendida en el piso, a la altura del Andino Tenis Club.

Casi al mismo tiempo, precisamente un minuto después, ingresaba al hospital Central un joven baleado, hincha del Azul. La víctima presentaba un disparo en la ingle con orificio de salida en el glúteo, por lo que quedó internada.

A las 0.05 desde el hospital Lagomaggiore reportaron otro baleado, esta vez un joven de 25 años, identificado como Julian Ezequiel Reyes, quien recibió un tiro en la ingle. El chico, domiciliado en Godoy Cruz, quedó internado en estado estable.

A esa altura, los centros asistenciales ya recibían heridos y estaban al tanto de lo ocurrido. Tal es así, que minutos después ingresó al Lagomaggiore otro joven con al menos cuatro balazos.

Se trataba de Gabriel Osvaldo Videla, quien ya no tenía signos vitales, según constataron los médicos. El joven, con domicilio en el barrio Sol y Sierra de Godoy Cruz, presentaba heridas de bala en el tórax, hombro, cuello y mandíbula.

Cerca de las 0.45 se registró otro ingreso, esta vez al Central, de un hincha que había recibido una paliza. Este fue identificado como Andrés Vargas y presentaba heridas cortantes en el rostro, por lo que quedó internado en la guardia.

Cuando la policía logró calmar los ánimos, comenzaron a trabajar los efectivos de Investigaciones, quienes recolectaron testimonios en la escena de los hechos. También llegaron a la zona peritos de Científica y se le dio intervención al fiscal de homicidios Carlos Torres. 

Te Puede Interesar