sábado 6 ago 2022
Energía

El Gobierno autorizó un ajuste del 10% en los precios del bioetanol y biodiesel

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Economía 14 de octubre de 2020 - 00:00

Después de 10 meses, a través de las resoluciones 4 y 5/2020, la Secretaría de Energía de la Nación descongeló los precios tanto para el bioetanol obtenido de caña de azúcar y maíz, como para el biodiesel, destinados a su mezcla en naftas y gasoil. En el primer caso, desde ahora las refinadoras deberán pagar $ 32,78 por litro, mientras que la adquisición de biodesel tendrá un costo de $ 48.533 por tonelada, lo que equivale a un ajuste del orden del 10%.

Se trata de una actualización que rige desde hoy "y hasta la publicación de un nuevo precio que lo reemplace". Es parte del llamado Procedimiento para la Actualización de Precios, que se había puesto en marcha entre 2018 y 2019 respectivamente, durante la gestión Macri, actualmente bajo revisión: a fines del año pasado, la tonelada de biodiesel se había fijado en $44.121, mientras que el el bioetanol había quedado en $29,80. 

Por la ley 26.093 las petroleras tienen que comprarles a los productores  bioetanol y el biodiésel fijado por cupos para realizar la mezcla obligatoria. En el caso del gasoil las refinerías realizan un corte de 10% con biodiésel. En las naftas la mezcla es de 12% con bioetanol, con lo cual es esperable que se traslade al precio final al público.

Al respecto, las resoluciones firmadas por el recientemente designado secretario de Energía, Darío Martínez, advierte que "un eventual incremento" en los precios, tal cual lo establecía la Disposición 81/19 de la ex Subsecretaría de Hidrocarburos "traerían como consecuencia, a su vez, significativos aumentos en el precio de las naftas en el surtidor que agravarían aún más la situación". Por lo cual considera "necesario fraccionar las citadas actualizaciones a fin de morigerar su impacto en el contexto macroeconómico actual", dejándole abierta la puerta a nuevos ajustes graduales.

La decisión de imponer nuevos precios a ambos productos se da a conocer en el marco de la actualización del impuesto interno a los combustibles que el Gobierno nacional había dejado en suspenso por el contexto de la pandemia hasta el 15 de octubre, que se estima del orden del 3,5% y que es un componente directo de los precios en los surtidores. Esto, sin dejar de atender cuál puede ser el impacto de la volatilidad del tipo de cambio.

Al respecto, y en cuanto a su incidencia en el costo del biodiesel y bioetanol, desde la Secretaría de Energía señalan que "corresponde también incorporar alternativas que permitan contemplar el potencial impacto que pudiera generar la variación del tipo de cambio y/o la volatilidad de los precios de algunos insumos que componen la estructura de costos de elaboración" de ambos productos, en "los plazos de pago de las empresas encargadas de llevar a cabo las mezclas" con los combustibles.

Ya a principios de octubre, 6 cámaras que nuclean a productores de biocombustibles advirtieron al ministro de Economía, Martín Guzmán, que sus asociados están "en una situación insostenible" después de "tres años de perjudiciales y sucesivas modificaciones en los procedimientos de determinación de precios (2017 a 2019)", nueve meses de congelamiento y una caída de la demanda de más del 25% en 2020.

  

Te Puede Interesar