Sentencia
Próvolo: condenaron a 45 y 42 años de cárcel a los curas y 18 al jardinero
Lunes, 25 de noviembre de 2019
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

El Tribunal Penal Colegiado N°2 sentenció a 45 años de cárcel al cura Horacio Corbacho (56) y a 42 años al cura Nicola Corradi (83) por abusar de los menores hipoacúsicos del Instituto Próvolo, hecho que salió que la luz en 2016. En tanto que al jardinero Armando Gómez (43) le impusieron una pena de 18 años de prisión.

Los ahora condenados ingresando a escuchar la sentencia. Foto: Yemel Fil.

A los acusados se los investigó por 25 casos de abusos sexuales simples, agravados por acceso carnal y por la condición de ser ministros de culto y por tener a cargo la guarda de las víctimas que concurrían al instituto religioso de calle Boedo en Carrodilla.

Tras la etapa de alegatos concluida la semana pasada, este lunes se esperaba la sentencia de los miembros del Tribunal, conformado por los jueces Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Ezequiel Crivelli.

La audiencia comenzó pasadas las 9 en la Sala 4 del Tribunal Penal Colegiado y los imputados tuvieron la oportunidad de dar sus últimas palabras pero ninguno ejerció su derecho y callaron.

Luego se pasó a un cuarto intermedio hasta el mediodía donde leyeron el veredicto y condenaron a los curas y al jardinero.

El tribunal condenó a Horacio Corbacho a 45 años de prisión e inhabilitación absoluta por igual término por abuso sexual agravado y por ser responsable de la guarda y por ser cometido a menores de 18 años. En tanto que la pena impuesta a Nicola Corradi fue de 42 años y el jardinero Armando Gómez fue condenado a 18 años de prisión.

Este lunes se conoció la sentencia. Fotos: Yemel Fil.

El caso Próvolo

En noviembre de 2016 salieron a la luz los casos de abusos sexuales supuestamente cometidos contra alumnos hipoacúsicos del lnstituto Antonio Próvolo, situado en Carrodilla, Luján.

En la investigación judicial que se dividió en tres causas hay una docena de acusados como autores materiales, partícipes y encubridores de distintos delitos sexuales.

Tras una audiencia preliminar en 2018 el ex empleado del Próvolo, Jorge Bordón, luego de confesar la autoría de una decena de delitos, fue condenado a 10 años de prisión en un juicio abreviado.

Este primer juicio se inició el 5 de agosto y declararon las víctimas que sufrieron los vejámenes, además de los testigos que tuvo el caso.

Tras exponer las pruebas en contra y a favor de los acusados, la semana pasada ocurrieron los alegatos, donde desde la Fiscalía, representada por Alejandro Iturbide, y el fiscal del caso Gustavo Stroppiana, solicitaron una condena de 45 años de cárcel para los curas y 22 para el empleado.

En tanto, los abogados querellantes Lucas Lecour y Sergio Salinas, de la asociación para la promoción de los Derechos Humanos Xumek, pidieron una pena de 50 años de prisión para el sacerdote Corbacho y de 15 años para Corradi y Gómez.

Por otro lado, los querellantes Oscar Barrera y Leandro Lanci solicitaron 50 años de prisión para los dos curas y 30 para el empleado.

Mientras que la abogada defensora Alicia Arlotta exigió la nulidad del proceso mientras que plantó sospechas sobre las pruebas ventiladas por los abusos de los chicos sordomudos del Instituto Próvolo.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario