Balance exportador

Exportaciones devaluadas: Mendoza ganó mercados y volumen pero perdió dólares

Por Federico Manrique

En tiempos de crisis, alta inflación y recesión, el comercio exterior es un escenario clave para la economía de Mendoza. Por eso es fundamental analizar lo que está pasando con las exportaciones de la provincia en este 2019 a partir del panorama que se abre con un peso híper devaluado.

Hoy hay datos de exportaciones de Mendoza sólo al primer semestre del 2019, tanto en dólares como en cantidades. Y aquí se ve claramente cuál ha sido el impacto de la devaluación sobre los números, marcando a fuego las estrategias seguidas por los exportadores mendocinos. La devaluación le trajo competitividad a las exportaciones de Mendoza, permitiéndoles a las empresas ofrecer precios más bajos en dólares para ganar mercado. Así el balance resulta positivo en términos de cantidad, ya que en volumen las ventas crecieron, pero se cayó en términos anuales en facturación. Ingresaron menos dólares a la economía provincial, pero por la devaluación esos dólares rinden mucho más pesos.

Según datos aportados por ProMendoza en base a estadísticas relevadas por el Indec, en el primer semestre de 2019 Mendoza exportó productos por un total de U$S693,25 millones, esto es un 3% menos que los U$S715,38 millones que se exportaron en todo el primer semestre de 2018 (allá cuando en junio de 2018 el dólar cotizaba en torno a los $28).

En términos reales, la economía de Mendoza perdió dólares por exportaciones.

La otra verdad es que logró vender más cantidad de productos porque crecieron las cantidades exportadas. En el primer semestre del 2019 la economía provincial exportó productos por un total de 558,70 millones de kilos, esto es un 14% más que los 488,09 millones de kilos vendidos en el primer semestre de 2018.

Se vendieron más productos, si se toma en cuenta el volumen total de lo exportado, pero a precios más bajos, medidos en facturación en dólares. Por eso el balance general del primer semestre del año, comparado con igual período de 2018, arroja crecimiento en cantidades exportadas con caída en dólares totales. Esto es una consecuencia directa de la devaluación, ya que el tipo de cambio ayudó a bajar precios en dólares porque estos mismos dólares rinden una mayor cantidad de pesos.

Esta relación se ve claramente en el análisis por rubros de las exportaciones de Mendoza. Los Productos Primarios (frutas frescas, hortalizas, miel y otros) exportados crecieron 5% en volumen pero cayeron 12% en facturación. Algo similar al rubro Combustibles y Energía, cuyo balance arroja una caída del 38% en facturación pero con un incremento del 14% en las cantidades exportadas. Aquí pegan fuerte los precios internacionales también de productos como carburantes, gas e hidrocarburos.

En las manufacturas la historia es otra. En las de Origen Agropecuario (MOA), donde el componente de materia prima y mano de obra es más "elástico" para acomodar precios a la baja en contextos de devaluación del tipo de cambio, la facturación por exportaciones cayó 3% pero el volumen vendido al exterior creció 10% anual en el primer semestre del 2019.

En cambio, en las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) Mendoza pegó el salto creciendo 26% en facturación por exportaciones (paso de U$S96,39 a U$S120,99 millones) con un aumento del 35% en las cantidades vendidas al primer semestre de 2019 contra igual período de 2018.

Te Puede Interesar