Balanza comercial deficitaria

Sólo en autopartes, Argentina tuvo un rojo con Brasil de U$S6.830 millones

Por Sección Economía

El déficit comercial del sector autopartista en 2018 ascendió a US$ 6.830 millones, con un aumento de 1,1% respecto de 2017, y representó 1,7 veces el déficit comercial total de la Argentina, que en el mismo período fue de US$3.820 millones.

En un trabajo dado a conocer, la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) resaltó que en 2018 se registró "un fuerte incumplimiento con respecto al flex acordado" con Brasil, con el que se mantiene el segundo mayor déficit en este comercio.

Al explicar el contexto del fuerte déficit sectorial, desde AFAC se planteó que el resultado del comercio exterior tiene una "fuerte asociación entre las importaciones de autopartes y la producción de vehículos, un fenómeno estructural de las últimas dos décadas".

En ese sentido, la evolución de las cifras permiten observar cómo las importaciones de autopartes y la producción de vehículos evolucionan simultáneamente, e incluso que esta relación se profundizó desde 2013.

El reporte precisó que las exportaciones de autopartes en 2018 alcanzaron los US$ 1.612 millones, disminuyendo 1,8% respecto al año anterior, mientras que las importaciones fueron de 8.442 millones, con un alza de 1,1%, al tiempo que la producción de vehículos disminuyó 0,6%.

Este año, por primera vez en mucho tiempo, el segundo mayor déficit en comercio de autopartes fue con Brasil, país al que se exportó por US$ 970 millones, con una disminución de 3,7% con relación al año anterior.

A su vez, las importaciones de autopartes desde Argentina cayeron US$ 2.473 millones en 2018, contrayéndose 7,5% con relación a 2017, por lo cual el año pasado el déficit bilateral fue de 1.504 millones.

Respecto al mercado europeo, las exportaciones argentinas fueron de US$ 259 millones, cifra similar a la de 2017, mientras que las importaciones fueron de 1.974 millones, por lo cual en 2018 el déficit con aquel bloque comercial fue de 1.716 millones.

Los principales rubros de exportación de autopartes fueron las transmisiones, con US$ 644 millones (40% del total exportado en autopartes); componentes de motor, 239 millones (14,8%); motores, 198 millones (12,3%); y ruedas y neumáticos y cámaras, 156 millones (9,7%).

Los rubros más importantes en las importaciones de componentes fueron las transmisiones, con US$ 1.780 millones (21,1% de las importaciones); seguidos por sistema eléctrico, 1.315 millones (15,6%); y componentes de motor, 1.239 millones (14,7%).

Los orígenes más importantes de las importaciones fueron Brasil con US$ 2.473 millones (29% de las compras); China, 1.005 millones (12%); y Tailandia, 956 millones (11%).

Incumplimiento

La Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) denunció "un fuerte incumplimiento" del flex acordado con Brasil para el comercio automotriz sin aranceles, lo que explicó en parte el incremento del déficit en autopartes que en 2018 fue de US$ 6.830 millones.

"El desequilibrio en autopartes con Brasil denota un fuerte incumplimiento con respecto al flex acordado con dicho país", afirmó AFAC al señalar que este año, por primera vez en mucho tiempo, el segundo mayor déficit en comercio de autopartes fue con Brasil, detrás de la Unión Europea.

Para la entidad, los "sistemáticos incumplimientos" de los compromisos asumidos en los acuerdos que rigen el comercio bilateral Argentina-Brasil en materia automotriz, "ponen en duda la verdadera vocación para que en la región se mantenga el equilibrio en las inversiones y en la producción".

Con un horizonte de un esquema de libre comercio, consideró AFAC, "tampoco hubo avances en el desmantelamiento de incentivos, tanto federales como estaduales, que generan mayores asimetrías artificiales, además de las que naturalmente ya existen".

La Política Automotriz Común Argentina-Brasil estableció que desde julio de 2015 hasta el 30 de junio de 2020 el coeficiente del flex no debería superar 1,5. Es decir, se dispuso que por cada dólar exportado a Brasil se podría importar 1,5 dólares de productos automotrices (vehículos y autopiezas) con derechos de importación del cero por ciento.

De este modo, en los tres años y medio de vigencia del presente acuerdo el flex alcanzó 1,81 cuando lo permitido es 1,5.

En los 17 meses que aún le faltan al protocolo para que su vigencia sea cumplida, el flex efectivo debería ser en promedio del 0,84 para que a fin de junio de 2020 este coeficiente no exceda el 1,5.

"Es evidente la alta probabilidad de un incumplimiento, y por ende, la efectivización de las multas contempladas", planteó la asociación. Fuente: Télam


Te Puede Interesar