Sucedió en Godoy Cruz

Secuestran a un joven e investigan si fue por problemas entre narcos

Por Hernán Adrover

Un hombre de 28 años estuvo cerca de cuatro horas secuestrado por un grupo de delincuentes que pidió electrodomésticos a cambio de su libertad. La víctima estaba junto con su novia de 15 años en el momento que fue metido a un auto y lo "pasearon" mientras extorsionaban a su familia. El individuo fue encontrado maniatado adentro del rodado en Godoy Cruz. 

La novedad ingresó antes de la 1 cuando en la Comisaría 50° se recibió la denuncia de una chica que manifestó que su novio, de apellido Oyola, había sido secuestrado mientras se encontraban caminando por la calle Quijote de la Mancha al 2800 de Villa Hipódromo.

La testigo explicó que tres hombres que circulaban en un VW Fox se frenaron antes ellos y, bajo amenazas, subieron al muchacho al auto. Luego escaparon, al parecer, con el apoyo de un VW Bora y hacia el sur, indicaron los sabuesos.

A raíz de dicha denuncia, inmediatamente se activaron los protocolos y se realizó un amplio operativo por las zonas mencionadas. Mientras esto ocurría, la fiscal federal María Alejandra Obregón también intervino en la causa calificada como secuestro extorsivo. 

El VW Fox en el que metieron a la víctima y escaparon. Luego fue hallado en el barrio Sol y Sierra.  

Los familiares del hombre secuestrado solamente aportaron que recibieron un llamado y que le pidieron electrodomésticos para liberarlo. Hasta ese momento no habían novedades respecto al muchacho y trabajaban para encontrarlo. 

Luego de varias horas de búsqueda, personal de la Unidad Especial de Patrullaje de Godoy Cruz encontró a los autos involucrados en el secuestro mientras circulaban pasadas las 4 por calle Dique Phillips. Los policías intentaron detenerlos pero los secuestradores escaparon y luego dejaron abandonado el Fox sobre calle Dique El Jarillar, en el barrio Sol y Sierra. 

En el baúl encontraron a la víctima, quien se encontraba atada de pies y manos con una soga y con lesiones en la cabeza y manos. Luego encontraron al Bora a unas tres cuadras del primer vehículo, también abandonado. Uno de los vehículos tiene domicilio en Buenos Aires, informaron. 

Una vez que rescataron al joven, una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado llegó para asistirlo y luego fue enviado al Juzgado Federal para que declare y aporte información de lo sucedido y de los captores. 

En cuanto a los vehículos, fueron peritados por personal de Policía Científica para encontrar rastros de los autores del ataque. A pesar de los trabajos que se realizaron en la zona, no encontraron a los malvivientes. 

Por otro lado, explicaron que el caso podría estar directamente relacionado a un conflicto por drogas entre los involucrados. Es decir, en estos casos, suele ocurrir que la víctima tenga familiares relacionados al narcotráfico y los delincuentes aprovechan esa situación para pedir dinero en grandes cantidades para soltar a la víctima. Por esa razón, indagan si este hecho pudo ocurrir bajo esta modalidad. 

Te Puede Interesar