Lo confirmaron tras hacer una comparación de ADN

Gil Pereg asesinó a su tía con un revólver calibre 38 y a su madre, a golpes

Por Sección Policiales

Por el caso de las hermanas israelíes asesinadas y enterradas en Guaymallén, por el cual está detenido Gil Pereg (36), un cotejo de ADN confirmó este martes que Lily Pereg (54) fue quien recibió los tres disparos mientras que su hermana, Pirhya Sarussi (63), fue la que apareció golpeada

Desde el Ministerio Público Fiscal dieron a conocer que, a través de un cotejo dactilar, se pudo identificar a quién pertenece cada uno de los cuerpos hallados este sábado en la casa ubicada en la calle Julio Argentino Roca donde aparecieron enterrados los cadáveres de las hermanas que desaparecieron el sábado 12 de enero. 

 El cuerpo que recibió los tres disparos de arma corresponde a Lily Pereg, mientras que el que presentaba lesiones de golpe o violencia pertenecía al de Prihya Sarussi. 

Por otro lado, se determinó que, de las tres armas que se secuestraron en el domicilio de Gil Pereg, una de ellas (revólver calibre 38) fue utilizada para causar la muerte dado que el proyectil extraído de la víctima baleada coincide con ese calibre. 

El hecho se conoció el pasado 12 de enero cuando no se tuvo más rastros de las hermanas israelíes, quienes llegaron para visitar al hijo de una de ellas. Personal de Búsqueda de Personas comenzó la investigación y, tras varias medidas, establecieron que el autor sería Gil Pereg, el hijo de Sarussi. 

Luego de un análisis de ADN que se hizo con una muestra de sangre que encontraron en la casa del sospechoso, el cual dio positivo con el patrón genético de las víctimas, lo detuvieron este viernes 25 y fue imputado por homicidio agravado por el vínculo en el caso de la madre y por homicidio simple por el crimen de la tía.

Al día siguiente, personal policial hizo un allanamiento en su domicilio y, tras hacer excavaciones en el fondo de la casa, hallaron enterrados ambos cuerpos. Si bien sabían que uno tenía disparos y otro golpes, no sabían a quién correspondía cada cadáver. Por ese motivo se hizo otro estudio genético y determinar a quién correspondía cada uno.  

El imputado actualmente se encuentra alojado en la penitenciaría y, a pesar de que inició una huelga de hambre tras su detención, informaron que este lunes volvió a comer. 


Te Puede Interesar