El hecho ocurrió en Maipú

Pelea familiar permitió detener a un sospechoso del robo de 200.000 dólares

La investigación está liderada desde el día del atraco por el fiscal José Manuel García, de Robos y Hurtos. Bajo sus órdenes, los efectivos de la División de Robos y Hurtos comenzaron a indagar sobre el hecho y a recoger pruebas para poder identificar a los autores. 

La tarea no fue nada sencilla y comenzaron a investigar tanto a las personas con acceso a esa vivienda o posibles malvivientes que podían cometer este tipo de delitos. Mientras continuaban los avances en el expediente, los investigadores se tomaron con una novedad sobre una pelea familiar en una casa de calle Maza Sur de Maipú. 

Los policías del Grupo Operativo llegaron al domicilio y se encontraron con Armando Vignoli (24) mientras discutía con sus familiares. Según explicaron, los parientes descubrieron que el muchacho tenía en su poder 33.000 dólares -poco más de 1.200.000 pesos- que no supo explicar de dónde los había sacado e intervinieron los efectivos. "El flaco se persiguió" y sacó los dólares que tenía en su poder, detallaron. 

Inmediatamente lo llevaron demorado a la Comisaría 10ª y los efectivos de Robos y Hurtos confirmaron la procedencia del dinero podría estar relacionado al robo ocurrido en la casa de calle Godoy Cruz. Por tal motivo, el fiscal García, tras reunir las pruebas, imputó al sospechoso por el delito de robo agravado por escalamiento.   

 Como el acusado no tenía antecedentes, se le concedió la libertad bajo fianza y debe presentarse a firmar una vez por semana mientras dure el proceso de la investigación. Ahora, la tarea de los pesquisas es saber si participaron más personas en el atraco. 

El ahora detenido, afirmaron, se estaba por ir a Córdoba. Ahora, no podrá salir del territorio provincial porque, de hacerlo, pedirán su detención y podría pasar al penal. Esto sucedería si también incumple con no ir a firmar a la sede judicial. 

El robo 

El hecho fue descubierto el lunes 19 de noviembre -fue feriado largo- a las 23 cuando la víctima, de profesión odontólogo, llegó hasta su domicilio ubicado en calle Godoy Cruz al 300, antes de calle Perón. En ese momento se dio cuenta que habían violentado la puerta del inmueble y que le robaron la plata que tenía guardada.

Según su testimonio, aprovechó el feriado y el viernes se fue de la casa para descansar. Pero lo cierto, al llegar, confirmó que le sustrajeron los 200.000 dólares que tenía guardados en una habitación. Inmediatamente llamó al 911 y realizó la denuncia en la Oficina Fiscal Nº10. 

Te Puede Interesar