Religión

Las múltiples caras de Jesús: en Israel descubren una nueva imágen

Por Sección Internacionales

Del desierto de Negev, en el sur de Israel, surgió un retrato inédito de Jesús que lo representa en el momento del bautismo, con la cara ovalada, sin barba, cabello corto y rizado, ojos grandes y nariz larga, un constraste con los íconos usuales. La imagen, de color rojo carmesí descolorida por el sol, puede haber sido pintada cinco siglos después de la muerte de Cristo, y fue identificada en el Baptisterio del sitio bizantino de Shivta. Publicada en el últimop número de la revista Antiquity, el descubrimiento se debe a un grupo de la universidad israelí en Haifa, coordinado por Emma Maayan-Fanar.

El retrato es inesperado y único porque representa a Jesús de modo diferente a las imágenes tradicionales, que lo muestran con lineamientos occidentales y con barba y cabellos largos, y podría ser la primera escena de su bautismo encontrada en Tierra Santa.

La pintura fue descubierta en la década de 1920, pero debido al mal estado de conservación no había llamado la atención. Fue posible interpretar la imagen solo recientemente, gracias a un accidente: "Estaba allí en el momento justo y en el lugar correcto, con el ángulo de luz correcto y, de repente, observé los ojos", dijo Emma Maayan-Fanar.

Como en una suerte de juego enigmático-arqueológico, entonces, los investigadores unieron los rasgos desvanecidos y reconstruyeron juntos la cara: "Mirando cuidadosamente, nos dimos cuenta que era el rostro de Jesús durante su bautismo".

La figura, pintada en las paredes del ábside del Baptisterio, al lado de la iglesia norteña del pueblo, es aquella de un joven de cara ovalada y sin barba con el pelo corto y rizado, ojos grandes y nariz larga. A la izquierda de la figura hay otro rostro más grande, rodeado de un halo, que podría ser Juan Bautista. Rastros de pintura a lo largo del ábside sugieren que estos dos rostros formaban parte de una escena más amplia.

La escena del bautismo de Cristo, escribieron los autores, "se encuentra frecuentemente en el primer arte cristiano y bizantino". Y también en las pinturas paleocristianas, "Juan Bautista está representado como una figura más grande que la de Cristo, tanto en la edad como en las proporciones".

Por el estilo de la pintura y de la época de construcción de la iglesia, los autores especulan con que las imágenes "pudieron haber sido pintadas en el siglo VI después de Cristo.

Pero no se puede excluir que haya sido realizada antes, tal vez 200 años después de la muerte de Cristo, porque el pueblo fue fundado hace 1800 años.

Este pintura es un descubrimiento importante, resaltaron los investigadores, "porque pertenece al esquema iconográfico de un Cristo de cabellos cortos, que estaba muy extendido en Egipto, en Siria y en Palestina, pero desaparecido por el posterior arte bizantino". Fuente: ANSA

Te Puede Interesar