Esperan por más testigos
Crimen en una fiesta de Ciudad: el autor disparó  y huyó a pie
Martes, 25 de septiembre de 2018
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Este sábado por la noche un joven de 26 años fue asesinado de un disparo en el pecho mientras se encontraba con familiares en una fiesta que se hizo en un salón del barrio San Martín de Ciudad. Tras algunas pericias y testimonios, los pesquisas confirmaron que el autor fue directo a matar a la víctima y que huyó del lugar a pie. Todavía no está identificado y esperan por más testigos. 

Roberto Franco Sullca vivía en el barrio San Martín y el sábado por la noche había asistido a una fiesta familiar al boliche La Diosa, ubicado en calle Padre Llorens y El Nevado de esa misma barriada del oeste de Ciudad. 

Eran las 23.15 cuando desde la guardia policial del Hospital Lagomaggiore llamaron al 911 para informar que había ingresado un hombre con una herida de arma de fuego en el pecho. Se trataba de Sullca, quien falleció porque el disparo le atravesó el pecho. 

El caso quedó en manos del fiscal Horacio Cadile, de Homicidios, quien tomó las primeras medidas en el expediente. En un primer momento la tarea de tomarle declaración a los testigos fue complicada porque los presentes estaban alcoholizados. 

Las novedades del homicidio

Tras tener las primeras pericias y declaraciones de testigos, quienes se recuperaron tras el hecho, los investigadores definieron dos situaciones que no estaban claras. En una primera instancia, no sabían si el ataque había sido al "voleo" o directo contra la víctima. 

Fue esta última hipótesis la que se confirmó porque, detallaron, el autor atacó directamente a Sullca, quien cayó fulminado en el salón. Y también que fue a corta distancia, a menos de un metro, siguieron. 

También que el arma utilizada era una pistola 9 milímetros. La cual se llevó el autor tras el hecho de sangre. 

En cuanto a la identidad del homicida, los pesquisas explicaron que aún no está confirmada pero hay algunas personas que lo podrían señalar en una rueda de personas porque lo vieron cuando disparó el arma. Es más, un testigo rompió una silla contra su cuerpo una vez que gatilló la pistola e hirió mortalmente al joven de 26 años. 

A la fiesta acudieron personas que pertenecen a la comunidad boliviana y, se cree, que el autor y posibles cómplices, no pertenecen a dicha agrupación. 

En cuanto al móvil del ataque todavía no hay una línea investigativa cerrada por lo que esperan más pruebas e informes para avanzar sobre este punto y determinar por qué lo asesinaron. 

Por último, detallaron, que el autor llegó al salón y, tras matar al joven que tenía hijos, se escapó a pie, posiblemente corriendo y no en un rodado, finalizaron.  

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario