punto en común

Justicia por mano propia, una preocupante tendencia en aumento

El psiquiatra Benigno Gutiérrez explicó cómo actúa una persona que llega a esta situación. El rol que debe tomar el Estado.

Un ex militar mató de un disparo en la cabeza a un ladrón cuando le realizaron una entradera en su casa de Las Heras; en Tupungato, un ex policía que se encontraba con su pistola en una estación de servicio, acribilló de 6 disparos a un delincuente que quiso robar el local, y luego murió él de un infarto; un médico que fue víctima de un robo de su auto, sacó un arma que tenía guardada y ultimó al ladrón con varios disparos; un remisero de la localidad bonaerense José León Suárez le quitó el arma a un delincuente que le quiso robar en su auto y le descargó 3 balazos en el pecho; un carnicero persiguió a un delincuente que le había robado y disparado, y lo atropelló y mató con su auto.

Todos estos hechos, enmarcados en la "justicia por mano propia", ocurrieron en las últimas semanas, y han despertado el alerta del Estado y gran parte de la sociedad. El psiquiatra Benigno Gutiérrez participó en el programa Punto en Común, conducido por Marcelo Torrez, y advirtió que el agravamiento de esta forma de actuar persistirá "en caso que el Estado siga ausente".

El psiquiatra Benigno Gutierrez y el periodista Marcelo Torrez. Foto: Cristian Lozano.

El especialista comentó que esta acción que toman algunas personas víctimas de delitos, se enmarcan en una sociedad "completamente desprotegida, en la cual la violencia va quedando de a poco instituida y vista como natural".

Sin embargo, negó desde su punto de vista que estas situaciones de justicia por mano propia sean una "moda", sino que "responden a mecanismos elementales y del organismo humano".

Gutiérrez explicó que las personas actúan con lo que se llama "reflejo de retirada" en el cual, cuando alguna situación nos lastima o nos pone en riesgo (como tocar algo bien caliente, o bien ser víctima de la inseguridad), el primer instinto que aparece es el de retirarse, de irse de ese lugar.

Leé también"Pedimos a la sociedad que la justicia la deje en manos del Estado"

Sin embargo, esa conducta elemental de retirada "es hasta cierto punto. La gente se ha recluido de los espacios públicos a su casa, se ha enrejado. Pero cuando queda atrapada en una situación riesgosa también incrementa las defensas". Luego de esta primera etapa, llega otra que es "la de un proceso de agravamiento de los vínculos de la sociedad, que pasan a una agresividad y violencia casi instituida en la sociedad".

El especialista explicó las causas y consecuencias de la justicia por mano propia. Foto: Cristian Lozano.

No obstante, el psiquiatra fue tajante y advirtió: "Que entendamos cómo actúa una persona en esta situación no lo justifica de ninguna manera".

De esta manera, acotó que este proceso incrementará si no media algún cambio, si no aparece el Estado con fuerza. "El daño es para todos, incluidos aquellos que están metidos en el bando del delito", aseguró.

En este sentido, Gutiérrez agregó que "somos torpes si dejamos crecer la violencia, porque no salimos ningunos de ésta. No podemos incrementar la violencia. Todos estamos contribuyendo en esto, si no fijémonos en las reacciones luego de accidentes vehiculares o a la salida de un partido de fútbol", analizó.

Finalmente, el profesional concluyó que los errores políticos que llegaron a esta situación de violencia deben ser enmendados, pero no más violencia desde el Estado, sino que la sociedad espera que ejerza el papel para que se haga justicia, que no es más que "tomar una decisión que dé alguna satisfacción a las partes que nos permita seguir adelante. El tema clave no es el hecho reparatorio ni la condena, sino satisfacer de alguna medida a las partes que les permitan seguir", repitió.


Te Puede Interesar