salud

Preservar las células madre, una tendencia que aumenta en Argentina

Creció en el último año un 15%, debido a los costos más accesibles y a los potenciales usos futuros.

Por Sección Nacionales

La contratación de bancos privados que guardan el cordón umbilical para el tratamiento de futuras enfermedades creció un 15 por ciento en el último año gracias a los costos más accesibles y a los potenciales usos futuros.

Hace casi una década que la criopreservación llegó a la Argentina como algo desconocido, pero hoy ya existen en el país siete bancos privados y 60.000 argentinos que decidieron guardar las células del cordón de sus hijos en ellos, evidenciando que la demanda del servicio aumenta al ritmo que se descubren nuevos usos y que los costos comienzan a ser más accesibles, según informó Noticias Argentinas.

Acerca de este fenómeno, Diego Fernández Sasso, médico y vocero de ABC Cordón (Asociación de Bancos de Células Madre de Cordón Umbilical) explicó que "el dato clave es que ahora, además de guardar células de la sangre se están guardando células mesenquimales".

"Estas células son las del tejido del cordón y tienen un enorme potencial en lo referente a medicina regenerativa", remarcó Fernández Sasso.

En relación a los costos, el servicio comenzó a estar al alcance de la clase media: guardar el cordón tiene un costo inicial aproximado de 15 mil pesos, que incluye la extracción, procesamiento y criopreservación, y luego se abona el mantenimiento con una única cuota anual de 1 mil.

Otro factor clave para el aumento de la demanda es que la criopreservación comenzó a expandirse por el interior del país. No sólo hay varias opciones en la Ciudad de Buenos Aires sino que también en Mar del Plata, Rosario y Córdoba hay instituciones dedicadas a ello.

Desde el lado médico se destacó que el proceso de recolección es completamente indoloro y sólo puede realizarse en los primeros instantes posteriores al parto, siempre luego que haya nacido el niño y se haya clampeado el cordón.

Ni el bebé ni la madre quedan expuestos a riesgo ni dolor alguno durante el proceso de recolección.

Todo el proceso se realiza luego del nacimiento del bebé, y no altera en nada los tiempos del parto.

Te Puede Interesar