viernes 7 oct 2022
¿Cambios?

Nuevos cambios ministeriales abren la interna en el gabinete "cristinista"

Según publica Perfil, la idea es unir Comunicación y Cultura y una tiene raíz bien peronista: utilizar la televisión y el arte para mejorar la imagen del Gobierno y reforzar el relato de la gestión.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Política 14 de noviembre de 2011 - 12:08

En el Gobierno existe un proyecto para transformar la Secretaría de Jorge Coscia en un Ministerio de Cultura y Comunicación. La fusión de las dos áreas es una vieja idea del ex secretario de Medios, Enrique Albistur, que nunca pudo llevar a la práctica. El rumor corre no sólo en los pasillos de la Casa Rosada sino dentro de la propia Secretaría de Coscia.

En el entorno del funcionario consideran que la versión, si se concreta, tiene entre otras funciones el objetivo de desplazarlo del gabinete. Coscia quedó vapuleado por denuncias judiciales y por un perfil relativamente bajo en la gestión. Ya desde los festejos del Bicentenario estaba en la mira de los sectores más K. Lo querían desplazar atribuyéndole un flojo papel en la difusión del evento, que luego quedó centralizada en el Gobierno.

La idea de unir Comunicación y Cultura tiene raíz bien peronista: utilizar la televisión y el arte para mejorar la imagen del Gobierno y reforzar el relato de la gestión. Durante el gobierno de Perón, la utilización de la propaganda fue muy efectiva para la obtención de rédito político. Aunque no tenía un Ministerio de Cultura y Comunicación, algunos comparan la difusión de las obras de gobierno de los dos primeros mandatos peronistas con los años del kirchnerismo. Claro que las circunstancias y la época son absolutamente distintas.

Una pequeña muestra de lo que se pretende podría ser El Pacto, la miniserie que se transmite por América y que cuenta una particular versión sobre Papel Prensa, el Grupo Clarín y la Ley de Medios. El proyecto “Ficciones para todos”, lanzado por el Incaa este año, que tiene asignados los canales América, Canal 9 y Telefe, es una de las iniciativas que podrían tener mayor impulso en un futuro ministerio.

Acercar a los actores a la imagen del Gobierno –en parte se ha hecho bastante hasta ahora– es la otra idea. Sacar el mayor rédito político de eventos como el Bicentenario y Tecnópolis es otra de las propuestas que podría llevar adelante una gestión de un Ministerio de Cultura y Comunicación que, algunos consideran, debería ser presidido por un militante.

Fuente: Perfil

Te Puede Interesar