impensado

El insólito repudio que amenaza el casamiento de Nicole Neumann

Nicole Neumann y Manu Urcera sufrieron un inesperado revés que amenaza con detener completamente su fiesta de casamiento.

La boda de Nicole Neumann y José Manuel Urcera, generó revuelo desde que anunciaron su compromiso a principios de este año. En ese sentido, la mediática celebración supuso ser uno de los eventos más esperados de la farándula hasta entonces, sin embargo, la boda ahora parece peligrar debido a un nuevo obstáculo que se suma al ya mencionado repudio mapuche.

Después de lo manifestado por la Confederación Mapuche hacia la realización del evento en el sur argentino, los novios encontraron otro inconveniente de gran magnitud: el campo en el que tenían planeado realizar la ceremonia y la fiesta ha sido dado de baja. La noticia fue revelada sorpresivamente por Paula Varela en el programa Socios del espectáculo (El Trece).

Según la periodista, los propietarios del campo, ubicado cerca de San Martín de los Andes, han argumentado que las condiciones no eran adecuadas, aunque se ha señalado que tomaron esta decisión un tanto tarde. La familia Urcera se encuentra sumida en una crisis total debido a esta situación inesperada.

Cecilia, la madre de Manu, es la encargada de la organización del evento, y aunque se había confirmado la participación de Ramiro Arzuaga en la decoración, las decisiones pasan por ella. Ante esta situación, se informa que Nicole se ha quedado sin lugar para celebrar su fiesta el próximo 8 de diciembre, y se estaría buscando activamente una alternativa para llevar a cabo el casamiento.

El motivo que ha generado un fuerte repudio y denuncia hacia la boda de Nicole Neumann y Manu Urcera está relacionado con la vinculación del suegro de la modelo, Claudio Urcera, con una empresa señalada por activistas de la Confederación Mapuche por presuntos daños ambientales en los barrios populares de Neuquén.

Bajo el título "¿Una gran fiesta o una burla?", la Confederación Mapuche publicó un comunicado en redes sociales, señalando a Claudio Urcera, padre de Manu, como responsable de financiar la boda. Según denuncian, la Compañía de Saneamiento y Recuperación de Materiales S.A. (Comarsa), de la cual es propietario el suegro de Nicole, estaría implicada en la contaminación severa de la región patagónica debido a la proximidad del basurero petrolero a los densamente poblados barrios del oeste de Neuquén. Por otro lado, desde la entidad aborigen, señalaron que el dinero del casamiento debería ser utilizado para pagarles un resarcimiento económico por lo anteriormente denunciado.

Frente a todas estas adversidades, el futuro de la boda parece ser incierto de cara a la búsqueda de alternativas.

Con información de Eldia.com

Te Puede Interesar