Reacción en la calle

Quema de facturas, otra forma de protesta contra el ajuste de tarifa

Fue parte del "boletazo" para reclamar por el aumento de tarifa eléctrica y de agua en Mendoza. Alta adhesión de usuarios a la protesta contra Aysam y Edemsa.

Por Miguel Ángel Flores

Lo que empezó como una protesta típica, con pancartas, altavoces y aplausos, terminó de manera atípica. Pero para más de un centenar de usuarios que participaron del "boletazo" del miércoles bastó para visibilizar su malestar por el ajuste de tarifa de agua y electricidad en Mendoza frente a las firmas prestadoras como Aysam y Edemsa.

Los manifestantes, muchos de ellos jubilados y pensionados, salieron a la calle en respuesta a la convocatoria de la ONG Consumidores Libres. Y tras hacerse oír por transeúntes y automovilistas “exorcizaron” facturas para conjurar el tarifazo con un método simple: la quema de boletas en un tacho frente a la sede de la principal distribuidora eléctrica de la provincia.

Antes, se hicieron oír al ingreso de Aguas Mendocinas (Aysam) con el mismo propósito. Al mismo tiempo, en Godoy Cruz se realizaba la audiencia pública para refrendar un nuevo ajuste de tarifa de agua y cloacas, que promete acumular más del 200% a fines del 2024.

Frente a eso, las consignas que, con la presencia de organizaciones como Asamblea por el Agua y Jubypen, se repetían: "No a los tarifazos". "Todo sube, menos los sueldos". "No me alcanza ¿Qué pago, el agua, la luz o la comida?".

boletazo, tarifazo, suba de tarifas, edemsa, luz, factura de luz.jpg
La protesta por el ajuste de la tarifa eléctrica, con múltiples consignas, tuvo como símbolo las velas.

La protesta por el ajuste de la tarifa eléctrica, con múltiples consignas, tuvo como símbolo las velas.

Para Eduardo Femenías, de Consumidores Libres, "las empresas no dan ninguna respuesta, creo que están totalmente protegidas por los entes reguladores (Epas y Epre). La libertad de expresión es un derecho y debe manifestarse lo que es injusto para la gente. La única solución es salir a la calle, porque la vía legal, si bien puede ser efectiva, tiene procesos muy largos, y la necesidad de pagar los servicios es hoy".

Uno de los organizadores de la protesta aseguró que hay un "intento de exterminio, o latrocinio organizado" de usuarios de Mendoza, entre el Gobierno y las empresas de servicios públicos, a través de la fuerte suba de tarifas. Y lo ejemplificó con "la gente que atraviesa enfermedades o los que tienen capacidades diferentes", más expuestos a los sucesivos aumentos que, además de tarifas, suman los medicamentos y el transporte público.

Embed - BOLETAZO CONSUMIDORES SE MANIFESTARON CONTRA LOS AUMENTOS

"La vida no es digna así"

Primero fueron velas encendidas como símbolo de lo cada vez más inalcanzable que resulta para cada vez más hogares contar con suministro eléctrico. Más tarde, el fuego se transformó para incinerar facturas, muchas con aumentos realmente exorbitantes.

"No pague la luz!!", le gritaba a viva voz Ana (70), docente jubilada, facturas en mano, a quien pasaba ocasionalmente por el lugar y también a los automovilistas, que le respondían con un bocinazo.

"En noviembre había pagado una factura de $1480. En febrero me llegó esta de $31.254. Tuve que ajustarme realmente pra poder pagarla, y no sé cuánto vendrá ahora. Creo que la vida así no es digna", confió la mujer, al borde del llanto.

boletazo, tarifazo, suba de tarifas, edemsa, luz, factura de luz.jpg
Facturas impagables, como las que muestra la usuaria, motivaron a muchos mendocinos a plegarse al

Facturas impagables, como las que muestra la usuaria, motivaron a muchos mendocinos a plegarse al "boletazo"

El "Mendozazo" del '72 y la Mendoza de hoy

Cerca de ella, otra manifestante no cesaba de arengar desde el megáfono "No se pueden pagar estas facturas, porque todo sube menos los sueldos".

En el medio, algunos repartían panfletos que recordaban protestas de otra época como el "Mendozazo" de 1972. Ni más ni menos que un ejemplo rescatado del pasado sobre cómo una protesta con un lema parecido ("No pague la luz") terminó por tocer el brazo al Gobierno de entonces, liderado por Francisco Gabrielli en la provincia y Lanusse como presidente.

Aunque los contextos no son del todo comparables, para algunos memoriosos tienen en común la inflación, desempleo y suba de impuestos y tarifas de servicios públicos. Y un incremento de tarifa del 300% decidido por la Secretaría de Energía Eléctrica del gobierno nacional.

"Se reunieron uniones vecinales. Hicieron punta los maestros y comerciantes se plegaron con un apagón de vidrieras. La CGT armó la Coordinadora No Pague La Luz. La gente se congregó en la explanada de Casa de Gobierno y quemó facturas en repudio. Así fue que la dictadura tuvo que anular el aumento de tarifas gracias a la lucha del pueblo mendocino", recordó José, un protagonista de la época, tal vez con la esperanza de repetir esa gesta.

Te Puede Interesar