Tiempo de balance

Mendoza destacó la producción hidrocarburífera en 2022

El Gobierno de Mendoza entiende que en 2023 se podrá mantener, incluso aumentar la actividad petrolera en la provincia, luego de un cierre de año auspicioso.

Por Claudio Altamirano

Muchas veces desde Medios Andinos hemos dicho que “Mendoza es una provincia con petróleo y que siempre está buscando transformarse en petrolera”, con inversiones e incentivos para el sector privado, que muchas veces se disipan por los vaivenes de una actividad que está regida por la economía mundial, que cuando tiene recuperación repercute también en el sector local con la generación de empleo y regalías, que son distribuidas en los departamentos productores y en forma indirecta toda la provincia a través de servicios y gastos corrientes. Es por eso, luego de años complicados como el 2019 y 2020, el gobierno celebra el repunte de la actividad durante 2022.

PETROLEO 2022.jpg

La Dirección de Hidrocarburos de Mendoza cerró el balance de 2022 destacando el trabajo realizado en toda la provincia donde está presente la actividad petrolera, desde las inspecciones en las zonas productivas, hasta el lanzamiento a “licitación de doce áreas petroleras con un pliego modelo que facilita las inversiones”, anunciado en el mes de diciembre.

En el recuento el organismo provincial, dependiente del Ministerio de Economía y Energía, subrayó los 11 mil millones de pesos en inversiones impulsadas por el programa Mendoza Activa Hidrocarburos, que acoplado a las licitaciones de áreas petroleras “garantizan la senda de crecimiento del sector”.

El gobierno mendocino le da suma importancia a las constantes “inspecciones de Dirección de Hidrocarburos”, que alcanzaron las ciento cuarenta y cuatro en 2022, llegando al “100% de las áreas petroleras de la provincia”, inspecciones y constataciones “fundamentales para un crecimiento controlado, sustentable y seguro de una industria que es central para la matriz productiva local”, dijeron desde el Ejecutivo.

pozo petrolero 3.jpg

Mendoza Hidrocarburífera

Las labores de inspección se basaron el control “del estado de las estaciones industriales” sumando la comprobación de las “condiciones de seguridad y medio ambiente de los procesos” productivos, además de que se cumpla con “la explotación racional del área, el estado de avance de planes de inversión, perforaciones, actividades de reactivación, optimización, estimulación, reparación y adecuación de facilidades de superficie”

En el arqueo anual el ministerio que comanda Enrique Vaquié también quiso remarcar “el impacto positivo de una producción en alza”, donde primero debieron aplanar en 2021 y 2022 “la curva de declinación anual de 2018, 2019 y 2020, el año en que la pandemia mundial de COVID19 puso en jaque a la industria a nivel global”.

POZO PETROLERO 2.jpg

Para concretar ese objetivo, el Gobierno de Mendoza debió poner en acción varias tareas como las “negociaciones con YPF, aliento a las pymes y el lanzamiento del programa Mendoza Activa Hidrocarburos”, lo que permitió en las áreas petroleras de la provincia “reactivar más de trescientos pozos y atraer inversiones por más de $11 mil millones”, tal lo comentó el director de Hidrocarburos, Estanislao Schilardi. En estas intervenciones se incluyen “la recuperación terciaria, con una fuerte proyección en el lado mendocino de Vaca Muerta”, en el extremo sureste de la provincia, en el departamento de Malargüe, y en cercanías de los límites tripartitos que existen en el lugar con La Pampa, Río Negro y Neuquén.

En la zona, la estatal YPF sigue avanzando con ”el primer plan piloto no convencional que permitirá evaluar el potencial de la formación en el territorio provincial”, lo que incluye “trabajos previos para la posterior perforación de dos pozos horizontales ya se están ejecutando al sur de Malargüe, en el área Paso de las Bardas Norte”, plan que se sustenta en los dos pozos pilotos que permitirán conocer el verdadero potencial técnico y económico del yacimiento.”

Para esta intervención se estima una inversión total de “17 millones de dólares, la rama horizontal de uno de los pozos se perforará en dirección al bloque CN-VII A y la rama horizontal del segundo pozo se dirigirá hasta el bloque Paso de las Bardas Norte” donde se calcula que “la extensión de rama horizontal será de 1000 metros y doce etapas de fractura”.

Te Puede Interesar