Lo que dejó el 2022 y lo que viene

Balance 2022 y visión 2023 de la economía mendocina, según Vaquié

El ministro de Economía de Mendoza repasa logros del 2022. Y cuestiones pendientes que deja el balance, reconvertidos en metas para el próximo año.

Por Miguel Ángel Flores

Se fue el 2022. Y a la hora del balance, el ministro de Economía Enrique Vaquié hace el suyo respecto a su tercer y penúltimo año de gestión al frente de la cartera, no sin mirar el definitivo 2023 y sus objetivos.

Entre pros y contras, no falta espacio para cargar las tintas sobre la "macro" y la gestión nacional. Una "economía descalabrada" es una de las definiciones para poner en contexto el repaso de lo que deja el año.

En su haber, Vaquié desgrana a pedido de Sitio Andino lo que considera logros de su administración para la reactivación económica, desde Mendoza Activa hasta la baja del desempleo. También los avances en cuanto a Potasio Río Colorado, el megaproyecto minero dormido hace casi una década y por cuyo comienzo el propio gobernador Rodolfo Suarez se reconoce "obsesionado".

De la columna del "debe", bastante más corta, resalta la velocidad de gestión, incluso en los que se consideran aciertos del Ministerio de Economía. Y varios desafíos pendientes que se convierten en metas para el 2023, último año de su gestión.

Lo positivo que dejó el balance 2022

"En un año tan difícil como el que estamos terminando, con una economía descalabrada y un Gobierno nacional sin rumbo, creo que desde Mendoza colaboramos con las pymes, los emprendedores y los trabajadores para incentivar la inversión privada y la generación empleo formal", asegura Vaquié, respecto a lo que asegura que fue "uno de los pedidos del gobernador Suarez".

Una clave: dialogar con cámaras empresarias, para que "las herramientas públicas sean acertadas y valoradas".

¿Cuáles rescata como los 3 aciertos o logros más relevantes durante el 2022?

Mendoza Activa y Enlazados, son quizás los programas más conocidos, pero junto a ellos desarrollamos más de una decena de iniciativas que buscaron impulsar las capacidades tecnológicas de los mendocinos, la industria audiovisual, la agroindustria, el petróleo, la hidroelectricidad, las energías renovables, entre otros sectores.

Paralelamente a estas gestiones, seguimos avanzando con la búsqueda de un socio para el yacimiento de Potasio en Malargüe, que ya tiene un avance significativo, y esperamos finalizar el proceso en la primera mitad del año próximo.

Pero más allá de programas y gestiones, el ministro destaca una mejora de índices. Sobre todo el de desempleo.

"Creo que este trabajo se ve reflejado en los datos de desocupación, que por tercer trimestre consecutivo muestra un descenso. No hay dudas que hoy la creación de empleo formal es la política pública de corto plazo más importante y por eso cuesta entender cómo una provincia como Mendoza subsidia la creación de puestos de trabajo, mientras que la Nación le cobra impuestos", argumenta Vaquié.

Igual, reconoce que "en éste tema falta muchísimo" pero bastó para demostrar que "desde las provincias se puede ayudar. Si el Gobierno nacional lo entendiera y gestionara mejor sin dudas los resultados serían aún mejores". Una afirmación que refrenda con el tan mentado orden fiscal.

Según el jefe de la cartera económica "todo esto no sería posible si Mendoza no tuviera cuentas ordenadas, las que pese a la marcha del país le permite continuar el proceso de reducción del impuesto a los Ingresos Brutos".

Lo negativo y lo pendiente del 2022

Más allá de los logros ¿qué tres asignaturas pendientes o temas sin resolver dejó este año?

Muchas veces digo que la economía de Mendoza es como jugar al scrabble. Las actividades económicas son importantes por sí mismas pero interrelacionadas con otras pueden tener un impacto en la vida de mendocinos mucho mayor.

Con ese criterio hemos analizado nuestras iniciativas, buscando recuperar sectores y potenciarlos junto a otros. La tecnología y la industria audiovisual son una muestra porque fueron sectores que Mendoza supo impulsar y generar inversión y empleo pero por alguna razón los dejó de lado. Hoy los estamos trabajando para que vuelvan a resurgir y los intentamos combinar con otras actividades económicas, como el turismo y la gastronomía, que los potencien.

En un contexto super inflacionario como el actual, quizás la velocidad en la implementación debería mejorarse y trabajamos mucho para que todos los que accedan a nuestros programas y financiamientos puedan aprovecharlos lo mejor posible a pesar de una macroeconomía errática.

Mirada 2023

A la hora de trazar el escenario del cuarto y último año de gestión, la mirada se vuelve más general, sin puntualizar metas específicas.

"Entre los objetivos está profundizar el trabajo que implementamos desde hace tres años con la misma mirada federal. Generar herramientas y oportunidades que impulsen la inversión y el empleo en los departamentos será un aspecto principal de nuestra agenda de trabajo", concluyó Vaquié.

Te Puede Interesar