Golpe al bolsillo

La inflación en los barrios de Mendoza ya supera a la general

El índice de precios en barrios populares acumula cerca del 25% este año. Qué productos se encarecieron más. ¿Cuánto cuesta la canasta básica de un almacén?

Por Miguel Ángel Flores

Los supermercados muestran una realidad que se refleja en los índices oficiales de variación de precios. Pero hay otra, quizá más difícil de digerir, la de los negocios de cercanía o almacenes de barrio: allí la inflación es mayor para los bolsillos de consumidores de Mendoza, sobre todo los de menos recursos. E incluso supera los valores del Indec y la Deie provincial, que acumula 20% en este 2023.

De la mano de los incrementos en lácteos, arroz, panificados y legumbres, entre otros productos, proveerse la canasta básica alimentaria en negocios barriales es más caro y confirma que hay "otra" inflación. Con el dato de marzo inclusive (6,52%), la CBA barrial, que marca el umbral de la indigencia, cuesta algo más de $77.646,60 y el primer trimestre del año arroja un incremento acumulado de 25,66%.

Por su parte, la CBT (Canasta Básica Total) que incluye servicios y otros ítems, ya suma en lo que va del 2023, un 24,55%. En valor absoluto, este mes se ubica en $175.481,45.

Es lo que arroja el IBP (Índice Barrial de Precios) medido por el ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Ciudadana) en Mendoza. El relevamiento comprende 35 locales, entre almacenes, verdulerías y carnicerías del Gran Mendoza.

"La canasta en los barrios populares sigue superando a la que toma el Indec. Y particularmente este mes el rubro que más aumentado es el almacén, donde culturalmente los sectores menos pudientes consumen día a día pan, galletas y harinas en general, y ahora más están sufriendo la inflación", consignó Noelia de La Reta, responsable del ISEPCI en Mendoza.

Qué es lo que más subió

Comprar en la despensa "de la esquina" o un pequeño negocio del barrio tiene su costo. Pero además del almacén, las carnicerías son otro tipo de rubro que explican el incremento de la canasta seguidas por las verdulerías.

En el ránking, se destacan las galletitas, con subas que oscilaron entre 12,9% y 25%, mismo salto que la lata de arvejas, para venderse a $150. El azúcar, con un 11,1%, alcanzó un piso de $300 para algunas segundas marcas, mientras que el kilo arroz inició abril en $230, luego de una suba del 9,5%.

Pero son los lácteos los que registran la mayor dispersión. Es que mientras el dulce de leche se encareció 39,3% hasta rozar los $400 el pote de 500grs, la leche líquida sumó 10% ($275 el litro) al igual que el yogurt, en tanto que el queso tipo cuartirolo a $1.600 por kilo (o casi 4 dólares) se aleja del alcance de muchas familias que viven en barrios populares.

En cuanto a la carne, las subas oscilaron entre el 10 y 16% según el corte. Pero también se incrementaron los sustitutos: por caso, el kilo de pollo en carnicerías más cercanas sumó 15% en el mes, para acercarse a los $700.

info-canasta-01.jpg

¿Cambia la forma de comprar?

De La Reta observa al respecto que "en el último año notamos que se redujo el consumo de lácteos. No se deja de comprar, pero disminuyó bastante".

El cambio de conducta va de la mano de la situación económica. "Cambió porque depende del dinero cotidiano. Como se destina a los mismos productos, la gente compra lo que puede", agrega la responsable del ISEPCI.

Mucho tiene que ver con ese comportamiento el hecho de que también el precio de frutas y verduras se encarezca mes a mes (ver cuadro abajo).

De hecho, según la ponderación del IBP marzo muestra que los más inflacionarios son la zanahoria (trepó 26% el último mes), seguida por la mandarina (20%), la papa (9%) y la naranja, que ya superó los $9000 por cajón.

Es uno de los ejemplos acerca de cuánto aumentaron ciertos productos en el último año. Otro llamativo es el crecimiento acumulado del precio de la cebolla, que hoy cuesta 300% más que en marzo de 2022.

info-canasta-02.jpg

Te Puede Interesar