jueves 24 nov 2022
Cobre en Malargüe

Cerro Amarillo busca reactivar la minería en Mendoza 8 años después

Va por aval de Legislatura para la exploración. Sus responsables prevén invertir más de u$d3 mil millones. Cuánto cobre promete la nueva apuesta a la minería.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 11 de noviembre de 2022 - 17:26

Mendoza terminará el 2022 con dos proyectos para demostrar que la minería a escala no es imposible en la provincia. Con Hierro Indio dando los primeros pasos, el Gobierno ya tiene en la gatera a Cerro Amarillo, que en el sur mendocino promete hasta 4.500 millones de toneladas de cobre y se prepara para relanzarse 8 años después.

Ya contaba con el visto bueno de la Secretaría de Ambiente y Dirección de Minería. Y ahora necesita un OK final de la Legislatura para reactivar los primeros trabajos: concretamente, confirmar cuánto mineral se encuentra bajo tierra en el predio ubicado al sur del departamento antes de poder extraerlo.

En 2014, la gestión del entonces gobernador Francisco Pérez había intentado obtener el aval correspondiente, pero sin éxito. Es que la ley de Glaciares vigente exigía un inventario para terminar de ponderar su impacto ambiental, que en ese momento no estaba.

"Una vez que un proyecto tiene la aprobación técnica de la autoridad ambiental competente, la ley 7722 requiere la aprobación legislativa. La prospección se completó hace más de diez años, en 2018 se ratifica que la información presentada en 2014 era correcta, y ahora los inversores privados impulsan nuevamente el expediente en el circuito de aprobación", explicó el exsubsecretario de Energía y Minería y actual asesor en la materia del Gobierno, Emilio Guiñazú.

Emilio Guiñazú, Cerro Amarillo, minería, Mendoza
Emilio Guiñazú indicó que Cerro Amarillo es

Emilio Guiñazú indicó que Cerro Amarillo es "totalmente compatible con las restricciones legales que tenemos en Mendoza"

Dimensiones, método y plazos

Según lo previsto, se trata de una exploración "pequeña" para ratificar los antecedentes que dejó la etapa de prospección. Aunque puede extenderse por tres años o más si se detectan indicios de más reservas.

Un reporte reciente indica que el tamaño de depósitos de pórfidos de cobre varía de 50 a 4.500 millones de toneladas. Pero la firma buscará comprobarlo con la campaña de exploración, que tiene -entre otros objetivos- determinar las dimensiones de las reservas.

Para ser considerado compatible con la 7722 que prohíbe el uso de ácido sulfúrico y cianuro, el proyecto propone extraer el mineral en estado de sulfuros de cobre. Y emplear el método de "flotación" con sustancias biodegradables y a través de túneles subterráneos.

En cuanto al impacto, Guiñazú enfatizó que "no se encuentra en ninguna de las cuencas hídricas que corren hacia el resto de la provincia de Mendoza. Está dentro de la cuenca del río Grande, que no afecta a ningún otro departamento que no sea Malargüe. Por eso, esperamos que haya racionalidad en el debate, y no se centre en minería sí o minería no".

Por lo pronto, Cerro Amarillo ingresa a la Casa de las Leyes provincial con todos los dictámenes sectoriales de rigor. Entre otros, el del Departamento General de Irrigación y de la propia comuna de Malargüe. Además del informe del Ianigla, que asevera que no hay glaciares ni periglaciares en su zona de influencia que puedan ser afectados por la actividad.

Al respecto, para el funcionario Cerro Amarillo "es un proyecto totalmente evaluado. Objetivamente se debería verificar si cuenta con licencia social para avanzar. Malargüe viene insistiendo fuerte en su reclamo por el desarrollo de la minería, que es legítimo y hemos apoyado y seguiremos haciéndolo. Por lo tanto, esperamos que la Legislatura lo tome en cuenta y le de un tratamiento rápido".

De capitales canadienses a argentinos

En la historia reciente de Cerro Amarillo no sólo hubo marchas y contramarchas sino también cambios, concretamente en la titularidad del proyecto.

Es que en su momento a Pérez se lo presentó la minera canadiense Merillion, que tiempo después, ante la falta de avances, decidió desprenderse del proyecto. Hoy, la que fuera subsidiaria del grupo, Huayra, está en manos de inversores argentinos, dispuestos a encarar una inversión no menor a los u$d 3.000 millones. Y la generación potencial de más de 1.000 empleos si supera la factibilidad para comenzar con la explotación.

A propósito de capitales, a diferencia de la situación de Hierro Indio, el otro proyecto que quiere arrancar en Malargüe compatible con la 7722 que ya tiene interesados en adquirir el mineral, la Provincia no participa como socio capitalista.

Guiñazú aclaró que en Cerro Amarillo no intervendrá PRC (la firma estatal responsable de Potasio Río Colorado) ni Emesa, la empresa provincial de energía. "Nuestra función es solamente ser autoridad de aplicación, controlar que se cumpla todo lo establecido en la DIA (Declaración de Impacto Ambiental)", resaltó Guiñazú.

Te Puede Interesar