Una apuesta diferente

Café Posible, el negocio que apuesta a la inclusión en Mendoza

Está en pleno Centro de la Ciudad de Mendoza y emplea a personas con discapacidad. La historia del vida del emprendedor que creó un negocio distinto.

"Todo nació cuando a mi hijo Valentino le diagnosticaron autismo. El tiene 8 años. Y como siempre estuve ligado a la gastronomía, se me ocurrió armar un proyecto en homenaje y para la concientización sobre la inclusión laboral de personas con discapacidad", dice Juan Matías Arnulphi, propietario e impulsor de Café Posible, primer negocio inclusivo que funciona en pleno Centro de la Ciudad de Mendoza.

Su mirada, dice, está puesta en el horizonte. Y la vivencia personal vuelve a ser el motor de la apuesta.

Juan asegura que piensa en el futuro laboral de Valentino "y que cuando llegue a los 18 años tenga un lugar donde trabajar".

Detrás del proyecto de Arnulphi hay una mirada que nos interpela sobre un mundo mejor. Una noción que muestra cómo montar un negocio, lejos de estereotipos, en estos tiempos puede ser compatible con la sensibilidad social.

¿Qué ofrece Café Posible?

"Nuestro slogan es un Café con amor puro. Se trata de crear un ambiente muy ameno para las personas con discapacidad, y sobre todo darles una solución a sus familias", explica Juan, antes de explicar cómo armó el equipo de trabajo y cuál fue el criterio para contratar al personal que trabaja en el lugar.

El primer paso es una primera entrevista con la familia del trabajador, teniendo en cuenta las particularidades en cada caso de discapacidad. Y sin olvidar la dinámica del negocio.

Para su dueño "la idea es que no pierda la esencia, que es una cafetería, con horarios y cierta agilidad para la atención de los clientes, y manejo de productos. También el empleado tiene que estar cómodo, y para hay un equipo de encargados de mantener el clima laboral".

Café Posible.jpg galeria
Juan Martín Arnulphi, al otro lado del mostrador de su negocio inclusivo

Juan Martín Arnulphi, al otro lado del mostrador de su negocio inclusivo

Un negocio inclusivo

Vivimos en un presente donde el consumo y la rentabilidad desvelan a muchos de quienes están al otro lado del mostrador.

Entonces ¿cómo mantiene el equilibrio Café Posible entre la conciencia de incluír a personas con discapacidad al mundo laboral sin perder de vista el negocio?.

"Si bien he armado varios proyectos gastronómicos, éste tiene un valor agregado especial para mí. Tratamos de moldear el negocio de manera que la gente venga, pase un buen momento y sea rentable: para eso trabajamos con muchas promos de comidas, orientadas a almuerzos y cenas. Y la gente responde de manera muy satisfactoria", asegura Juan.

Sin embargo, el emprendedor mendocino reconoce que compatibilizar las dos nociones no fue fácil.

Asegura que "hubo que derribar muchos mitos, la gente tiene temor. Hay mucho desconocimiento y desinformación. Si mi hijo no tuviera autismo, seguramente Café Posible no existiría. Pero como siempre fui emprendedor necesitaba crear este espacio".

A la hora de atraer clientes el alma mater del proyecto elige las palabras.

"Más allá de que ofrecemos productos de excelente calidad, prefiero no decir que la gente venga a colaborar. Simplemente aporta valor social a Mendoza, sobre todo para que negocios como éste sigan adelante", lo resume Juan.

Café Posible.jpg
Varios jóvenes con discapacidad preparan el café y atienden a los clientes

Varios jóvenes con discapacidad preparan el café y atienden a los clientes

El consejo a otros emprendedores

El mensaje es claro: con cada proyecto en marcha, el espíritu emprendedor no se hace ni se negocia.

"Siempre hay que tirarse a la pileta. A veces está llena y a veces vacía, pero nos tiramos igual. Los emprendedores somos personas proactivas y soñadoras", reflexiona Juan.

Pero no deja de lado el significado para las familias de las personas con discapacidad el hecho de que Café Posible les abra las puertas.

En tal sentido, considera que "antes, para las familias era una cuestión de puertas adentro del hogar. Había una rutina, y más allá de ir a terapia, no se hablaba nunca del ámbito del trabajo. Y poco de lo social. Creo que estamos en una etapa de transición: en la calle se ve, se las está incluyendo desde el punto de vista educativo y nosotros estamos dando el puntapié inicial desde lo laboral, pero necesitamos que sean muchas más empresas".

Expansión con inclusión

Pero la idea es más ambiciosa y no se limita al local ubicado en el microcentro mendocino. De hecho, busca trascender los límites de la Ciudad.

Para eso Café Posible desarrolló un sistema de franquicias, con la idea de que el negocio pueda replicarse comercialmente más rápido en otros puntos de la provincia de Mendoza. Y por qué no, al resto del país.

"Lo hicimos para orientar a cualquier persona interesada en invertir en el proyecto de Café Posible. También trabajamos con otras provincias para llegar más lugares de Argentina", adelanta su dueño, que pide lo contacten a través de su cuenta de Instagram (@cafeposible) para poder acceder a más información sobre los requisitos de una franquicia.

Embed - CAFÉ POSIBLE LA VERDADERA INCLUSIÓN LABORAL

Te Puede Interesar