Un mercado en tensión

Aún en falta, se descongelan precios de la nafta ¿Qué pasará en Mendoza?

Termina el acuerdo de precios y los combustibles volverán a subir. Mientras, en Mendoza esperan que se normalice el suministro tras una semana de faltantes.

Por Miguel Ángel Flores

Como durante el finde, las largas colas de autos en busca de cargar combustible no desaparecen en Mendoza. Para colmo, esa postal sumará otro factor desde este martes, último día de vigencia del congelamiento de precios que por 3 meses acordaron en su momento el ministro-candidato a presidente Sergio Massa y las petroleras. Y ahora, ¿qué?

Tras la reunión entre petroleras (YPF a la cabeza), CECHA (Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos de Argentina) y Secretaría de Energía, el Banco Central autorizó el giro de divisas (vía MULC, Mercado Único Libre de Cambios) necesarias para importar. Antes, se habían aprobado las SIRA, condición sine qua non previo a cualquier ingreso.

Cumplido el trámite, tampoco había que esperar que los barcos viajaran rumbo a Buenos Aires. ¿Entonces?

Embed

"Están hace varios días flotando cerca del puerto, pero sin asegurarse el pago no iban a descargar el combustible", contó un conocedor de la logística de importación, al confirmar que ya comenzó a distribuirse el contenido de 3 de los diez barcos: 1 de gasoil y 2 de nafta desde este fin de semana, rumbo a la refinería que YPF tiene en La Plata, además de la terminal de San Lorenzo (Santa Fe).

Precios, Zonda y algo más...

Actualmente, YPF importa 20% del gasoil que se consume en el país. Pero, aunque desde el Gobierno evitan referirlo, lo hace a pérdida por la diferencia de cotizaciones entre el barril de petróleo "criollo" (el que se paga en el país, de alrededor de u$d 48) y el internacional (más del doble).

Se trata de un factor que mete presión para apurar una próxima suba de precios al público, más cuando la petrolera de bandera argentina mantiene una brecha de precios del 10% con sus competidoras.

Mientras tanto, hubo un extra que demoró un poco más la entrega: las fuertes ráfagas de viento Zonda del domingo en Mendoza provocaron un corte de energía eléctrica en la refinería de YPF en Luján. Eso hizo que un día habitual de despacho de combustibles a estaciones de servicio que ronda 1,6 millón de litros se redujera 50%.

A pesar del acuerdo para mantenerlos congelados por casi 70 días (la última suba fue el 23 de octubre), Axion y Shell en forma unilateral "retocaron" recientemente sus precios al público. Al margen de esas medidas, las compañías esperan que, pasado el martes 31, haya luz verde para otro ajuste de los valores en surtidor.

Entre quienes toman decisiones, aunque asumen difícil el contexto, consideran "lógico que aumenten los precios, porque en parte ayudaría a "desestresar" el abastecimiento". Ese estrés significó pasar de del 52% del mercado nacional al 60% en pocos días.

Entonces ¿de cuánto sería la suba de precios de nafta y gasoil? Pesa la brecha entre lo posible y lo ideal para que las petroleras recuperen rentabilidad, una idea claramente "piantavotos" en tiempo de elecciones.

Algunos cálculos, a priori, marcan un ajuste del 20% "como mínimo", y un sendero posterior que acompañe el ritmo de la inflación para evitar otro desfasaje. Sin embargo, dependerá del aval definitivo del Gobierno.

¿Cuándo se normaliza el abastecimiento?

Lo cierto es que el fin del acuerdo llega con otra brecha: la de los precios diferenciales por zonas, como históricamente ha pasado entre Mendoza y Buenos Aires.

Así, después del ajuste del 23 de octubre la brecha quedó en evidencia nuevamente: mientras en nuestra Ciudad capital el litro de nafta súper cuesta $279, en estaciones YPF que operan en CABA se expende por $248. En el caso de la premium o Infinia, cotiza a $354,80 y $318 respectivamente.

¿Y el gasoil? Mientras los automovilistas porteños lo pagan a $266 por litro, en Mendoza hay que desembolsar casi $294.

Con todo, luego de las reuniones con el Gobierno y las petroleras, los representantes de las estaciones de servicio están expectantes.

"Esperamos que empiece a cumplirse la promesa del ministro Massa acerca de la entrega de los volúmenes que trae el resto de los barcos, que entendemos está en trámite. Mientras tanto seguimos en contacto con las petroleras para saber qué pasará", dijo el mendocino Isabelino Rodríguez, titular de CECHA.

Hasta que se normalice el abastecimiento ¿cuánto y cómo seguirá vendiéndose combustible en Mendoza?

Según Rodríguez "sigue dejándose a libre albedrío de cada uno, cada cual sabe dónde le apreta el zapato. No podemos hacer mucho más".

Las petroleras coinciden: si los volúmenes importados terminan de distribuirse sin más demoras, a más tardar el miércoles debería volver a verse un movimiento más normal.

"Sería retrotraer la situación a lo que pasaba 15 días atrás. Para normalizar stocks en estaciones hay que calmar la fiebre primero", confesó el ejecutivo de una de las petroleras, para quien lograrlo puede llevar una semana al menos.

Mientras tanto, las filas de autos superan, en algunos puntos del Gran Mendoza, las 4 cuadras. Armarse de paciencia y no mirar el reloj es clave para sobrellevar la situación.

Te Puede Interesar