economía local

Aumentó la superficie cultivada con ajo en Mendoza: el impacto en las exportaciones

De la mano de una mayor producción, las exportaciones de ajo de la última temporada (2022/23) crecieron un 34% en volumen, respecto a la temporada.

Por Cecilia Zabala

El Ministerio de Producción emitió un nuevo informe sobre el cultivo de ajo en la Provincia de Mendoza, que da cuenta de un crecimiento en la superficie cultivada. Las exportaciones aumentaron.

El informe elaborado por el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) da cuenta de que en la temporada 2023 se registró 4% más de hectáreas cultivadas con ajo en relación con la temporada anterior.

En detalle, desde la cartera a cargo del ministro Rodolfo Vargas Arizu agregaron que las principales zonas de siembra son el Valle de Uco y la zona Centro. San Carlos, Tunuyán y Tupungato continúan ocupando el primer lugar, con 56%(7.770 hectáreas) del total de la superficie cultivada con ajo.

En segundo lugar aparecen los departamentos que conforman la región Centro de la provincia, también conocida como cinturón verde (Maipú, Guaymallén y Luján), representando 15% de la superficie cultivada (2.071 hectáreas).

Les siguen, en orden de importancia, la zona Este, con 13% de la producción (1.801 hectáreas) y zona Norte (1.229 hectáreas). El Sur mendocino está al final de la tabla, con 971 hectáreas cultivadas con ajo (7%).

Del total de hectáreas cultivadas con ajo en Mendoza, el departamento de San Carlos es el que mayor relevancia, tiene más de 3.900 hectáreas destinadas a la producción de ajo morado (3093,6 ha), colorado (724,4 ha) y 82 hectáreas de ajo blanco temprano.

En cuanto al ajo morado, los datos resaltan que hubo un repunte de 11,5% en cuanto a cantidad de hectáreas (1.0373,5 ha) en relación con la última temporada. Por su parte, el ajo blanco temprano, en relación con la temporada anterior, vio incrementada su producción 72% y alcanzó 1.474 hectáreas.

ajo.jpeg

“El ajo colorado sumó un total de casi 1.635 hectáreas en total, mostrando una disminución que se acerca a 40% si se compara con las cifras de la temporada anterior. Lo propio ocurrió con el ajo blanco tardío, que apenas reunió 347 hectáreas, representando una caía de 24% en relación con la última temporada”, destacaron desde el organismo dependiente de la cartera de Producción.

Cuidado del agua

El sistema más utilizado para el riego de este cultivo es el goteo, ya que 41% de la superficie de ajo de la provincia (5.726 ha) se riega exclusivamente con este sistema.

En segundo lugar, el tipo de riego más utilizado es por surco. Corresponde a 37% de la superficie de ajo (5.125 ha). Luego, con menos frecuencia, aparece el uso del pivot, con 7,6 % de la superficie (1.047 ha) y, por último, con similar grado, la combinación de riego superficial y goteo en 7%, con casi 950 hectáreas.

La combinación de goteo y pivot se registró en 780 ha de ajo en la provincia.

Se destaca el crecimiento del uso de los sistemas presurizados en general, habiendo superado ampliamente el uso de métodos gravitacionales. En particular, el sistema pivot, que triplico la superficie afectada con respecto a dos ciclos productivos atrás, pasando de 400 ha a más de 1.000 hectáreas.

El ajo en el mundo

Las exportaciones de ajo de la última temporada (2022/23) crecieron 34% en volumen respecto de la temporada anterior. Es que, según detalla el informe, alcanzaron las 117 mil toneladas exportadas.

El mayor destino de las exportaciones de ajo argentino fue Brasil, y registraron un aumento superior a 25% respecto de la temporada anterior. El segundo destino fue EE.UU. por un valor equivalente a 11,6 millones de dólares.

Resumen

  • La superficie con ajo esta temporada 23/24, alcanzó un total de 13.841 hectáreas en la provincia de Mendoza. Con respecto a la temporada 2022, incrementó en un 4%.
  • El Valle de Uco (San Carlos, Tupungato y Tunuyán) continúa ocupando el primer lugar con el 56% del total de la superficie del ajo, en segundo lugar, aparece la zona Centro o Cinturón Verde (Maipú, Guaymallén y Luján) con el 15% de la superficie.
  • Las proporciones en cuanto a tipos comerciales resultaron: 75% para Morados, 12% para Colorados, 2,5% para Blancos y 10,5% para “otros ajos” (Blancos tempranos específicamente y una muy pequeña superficie de Castaño).
  • Los ajos Morados alcanzaron las 10.373,5 ha, lo que representa un 11,5% más que el ciclo agrícola anterior (2022).
  • Los ajos Colorados sumaron las 1.634,75 ha, mostrando una disminución muy grande del 39 % con respecto al 2022.
  • Los ajos Blancos tempranos incrementaron en un 72 % y alcanzaron las 1.474 hectáreas.
  • Los Blancos tardíos apenas reunieron 347,6 ha, y con respecto a la temporada pasada disminuyeron un 24%.
  • Sin distinguir por tipo comercial, el 83% de la superficie de ajo, se planta a partir de semilla propia, un 8% se planta a partir de semilla de terceros y un 5% de la superficie, proviene de semillas compradas a semilleras. El resto de la superficie de ajo se obtiene a partir de las combinaciones de orígenes, en distintas proporciones: de semillas de terceros y propias (1%) o de terceros y de semilleras (3%).
  • Solamente un 13% (1.812 ha) de la superficie de ajo de la provincia, se planta en líneas simples, ya que las 12.029 ha restantes se plantaron en líneas múltiples.
  • La plantación del ajo Morado, esta temporada, se hizo en un 65% de la superficie, en fecha, es decir hasta fines de febrero inclusive, el porcentaje restante se hizo hasta fines de abril inclusive.
  • El 73 % de la superficie de blanco temprano se plantó en fecha, y el resto (27%) se realizó fuera de fecha, hasta mediados de abril.
  • En los ajos Blancos tardíos, la plantación logró realizarse en fecha en el 82% de la superficie, el 18% restante se hizo hasta fines de abril.
  • El ajo Colorado, se plantó en fecha, en el 100% de la superficie.
  • Sin distinguir por tipo comercial, el 76,5% de la superficie del ajo fue tratada con antibrotantes. El 22,5 % de la superficie no se trató y del 1% restante, no se tiene información.
  • El 63% de la superficie de ajo se cosechó de forma mecanizada. Actualmente son cosechadas de manera manual solamente, el 36% de la superficie del ajo. Del 1% restante no se registraron datos.
  • Se asume que el 80% de la superficie de ajo va a ser secado en finca, por lo cual sólo un 20% se vendería en verde. Un 54 % declaró que seca en caballetes y el 46% restante lo hace en cordones.
  • Se corta y pela en finca el 59% de la superficie del ajo (8.166 ha), y las restantes 5.675 ha se venden “secas y en rama”.
  • El 58 % de las parcelas de ajo son regadas exclusivamente con el agua de pozos, estas suman el 69% de la superficie total de ajo, (9.518 ha). El 19% de las parcelas, son regadas de manera exclusiva a partir del agua de turno (1.259,5
  • ha). Y el 23% restante de las parcelas, utiliza ambas fuentes, combinadas en distintas proporciones. De esta manera se riegan 3.063 ha de ajo.
  • El sistema de riego más utilizado es el goteo, ya que riega el 41% de la superficie (5.726 ha). En segundo lugar, aparece el riego tradicional por surco, corresponde al 37% de la superficie de ajo (5.125 ha). Con menos frecuencia aparece el uso del pivot con el 7,6% (1.047 ha) y por último con similar grado, la combinación de riego superficial y goteo.
  • Las exportaciones de ajo de la última temporada (2022/23) crecieron un 34% en volumen, respecto a la temporada anterior, alcanzando las 117 mil toneladas exportadas.
  • El mayor destino de las exportaciones de ajo argentino fue Brasil, quien compró 86 mil toneladas, lo que significó una compra superior al 25 % respecto a la temporada anterior.

Te Puede Interesar