25 años de vida de la escuela Miguel Lauriente

Importante inversión destinará la Municipalidad de Guaymallén a la educación

Marcos Calvente anunció que la comuna destinará el 100% de los recursos que recibe de la provincia por el Fondo para Infraestructura Educativa al mejoramiento de las escuelas del departamento.

El intendente de la Municipalidad de Guaymallén, Marcos Calvente, participó del acto por los 25 años de vida de la Escuela 4-156 Miguel Lauriente de Rodeo de la Cruz. Durante el festejo, Calvente anunció que la comuna destinará el 100% de los recursos que recibe de la provincia por el Fondo para Infraestructura Educativa al mejoramiento de las escuelas del departamento.

El anuncio realizado por el jefe comunal llega luego de tres meses de tironeos entre la Nación y las provincias por este dinero creado por ley en el año 2006 y por el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) que se destina a mejorar los salarios de los trabajadores de la educación.

El artículo 7 de la ley 20.075, de Financiamiento Educativo, crea un fondo afectado con parte de los fondos coparticipables y establece una “asignación específica de recursos” para “cubrir gastos estrictamente ligados a la finalidad y función educativa”, que se ha ido prorrogando año a año.

Mendoza fue la única que decidió coparticiparlo a los municipios desde 2006, con el 18,8% del monto total y según la misma escala con la que se coparticipa el resto de recursos.

image.png

Recién en 2014 Nación resolvió que ese dinero debía coparticiparse con los municipios, por lo que el resto de las provincias ha tenido discusiones sobre cómo sería dicho reparto, y de hecho varias jurisdicciones establecieron criterios distintos, con montos menores a este 18,8% que estableció Mendoza.

Esos recursos los municipios los usaron en la infraestructura educativa propia y también en algunas escuelas provinciales que lo solicitaban. En 2022, durante la gestión de Rodolfo Suárez, se solicitó a las comunas que al menos el 30% de ese dinero recibido por la aplicación de la Ley de Financiamiento Educativo se destinara a arreglar las escuelas del sistema provincial.

En esos dos ejercicios (2022 y 2023), Guaymallén superó ese 30% mínimo solicitado por la Provincia y que en 2024 será llevado al 100%.

Con la llegada de Javier Milei a la Presidencia, este fondo y el Fonid estuvieron en el centro de la pelea entre Nación y las provincias. El Incentivo Docente no sobrevivió, pero a principios de marzo, el Presidente decidió sostener la partida definida por la Ley de Financiamiento Educativo para infraestructura escolar, que para este año representarían unos 74 mil millones de pesos destinados a nuestra provincia, de acuerdo a estimaciones de la Dirección General de Escuelas, de los cuales casi 14 mil millones deberían distribuirse entre los 18 municipios.

Marcos Calvente confirmó el destino de esos fondos de la Nación para la educación en el departamento

En los festejos por los 25 años de la Escuela Miguel Lauriente, Calvente lanzó la novedad de que esa plata que llegará a la comuna se destinará íntegramente a la infraestructura escolar en el departamento.

image.png

En su discurso ante la comunidad educativa, el Jefe Comunal puso en relieve que este “25 aniversario es un esfuerzo de todos que tiene múltiples dimensiones. Por un lado, hay un esfuerzo pedagógico que evidentemente ha dado sus frutos, pero por otro lado, hay un esfuerzo para sostener la infraestructura que permite ese trabajo pedagógico y en ese sostenimiento de la estructura es donde la Provincia y el municipio tienen mucho que dar. Quiero aprovechar esta celebración para informar a toda la comunidad educativa, que desde el municipio, vamos a seguir colaborando junto con la provincia de sostener las infraestructuras de todas las escuelas del departamento”.

Entonces lanzó la el anuncio sobre incrementar la participación de los recursos que llegan para infraestructura educativa. “No solo que vamos a sostener ese esfuerzo sino que lo vamos a incrementar. En los años anteriores destinamos más del 30% con la instrucción de inversión en temas educativos, ahora lo vamos a llevar al 100%”.

El acto llevado a cabo por la Municipalidad de Guaymallén

En el acto, la directora de la escuela, Julia Navarro, agradeció a la comunidad educativa y al equipo de la supervisión por el compromiso y la dedicación, al tiempo que citó a “Nelson Mandela quien dijo la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

El supervisor de la DGE, Ángel Rodríguez, trajo el saludo del gobernador Alfredo Cornejo y de la Dirección General de Escuelas. Además, obsequió una bandera nueva. “Cuántas cosas pasaron en 25 años desde aquel 1999: cambios en el sistema educativo, incorporamos nuevas tecnologías, nuevos textos, laboratorios, salidas educativas, normas de convivencia, una pandemia, la ESI. El presente de esta institución considera todo este recorrido y hoy revisa sus prácticas pedagógicas, sus proyectos, su evaluación, la convivencia, la resolución de conflictos, la atención a la diversidad, la inclusión y la vulnerabilidad; el futuro es un desafío que la escuela está dispuesta a seguir a enfrentando con tenacidad y creatividad”, dijo el supervisor Rodríguez.

En el festejo hubo presencia de otras escuelas vecinas, a través de sus abanderados, también estuvo el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Guaymallén, Mauricio Iglesias, y el director de Educación y Deportes de la comuna, Cristian Arias.

image.png

Sobre la Escuela 4-156

La escuela lleva el nombre del donador del terreno sobre la que se edificó, que fue inaugurado en 1999. Miguel fue el segundo hijo de la influyente familia Lauriente. Nació en 1903. Su abuelo era un inmigrante italiando, llegado de Campobasso (Italia) que llegó con plantines de viñas, olivos y frutales a mediados del siglo XIX.

Sus padres se afincaron en Rodeo de la Cruz y formaron una familia que tuvo 8 hijos.

A la muerte de sus padres, Miguel se hizo cargo de la administración de las fincas de su familia. Sobre el fin de su vida, comenzó su obra benefactora con la donación de terrenos para su pueblo natal.

En 1983 se construyó una escuela primaria con el nombre de su padre; en 1986 el centro de salud, luego el Centro Cultural Pascual Lauriente. Por último, donó el terreno para la escuela secundaria que hoy lleva su nombre.

Miguel Lauriente murió en 1995. Y en 1999 se inauguró el nuevo edificio que hoy cumplió 25 años.

Te Puede Interesar