Obras

Ciudad: habilitaron la calle Ramírez de la Cuarta Sección

Tras haber sido rehormigonada su calzada, entre otros trabajos, Ciudad abrió el paso vehicular del tramo de Coronel Díaz a Tucumán.

La Ciudad de Mendoza, en el marco de su Plan de Obras Urbanas, sigue concretando mejoras en su red vial en diferentes puntos de la capital. En este sentido, se habilitó la calle Ramírez, desde Coronel Díaz hasta Tucumán.

La apertura se realizó luego de haber reconstruido la calzada para brindar mejores condiciones de tránsito acorde al intenso paso de vehículos que se da cotidianamente en esta arteria de la Cuarta Sección. Entre los trabajos realizados se rehormigonó completamente la calzada, se concretó el mejoramiento de cunetas, cordones y losas de esquinas en toda el tramo mencionado.

Además, la empresa AYSAM llevó a cabo intervenciones necesarias para el mejoramiento de los colectores en la zona. Estos trabajos revisten gran importancia ya que la calle Ramírez es un eje de vinculación entre la Ciudad de Mendoza y los vecinos de Las Heras, utilizada tanto para dirigirse hacia el centro como para regresar, y también significa un impacto para los vecinos de la Cuarta Sección que esperaban estas obras.

El intendente Ulpiano Suarez se refirió a la importancia de estos trabajos: “Se concretaron los trabajos en calle Ramírez, en este sector comprendido desde Coronel Díaz a Tucumán, por lo cual hemos habilitado nuevamente este eje fundamental para la zona ya que sirve de nexo entre la Ciudad y Las Heras. Con estas tareas del Plan de Obras Urbanas se logran importantes mejoras, tanto para la Ciudad de forma integral, como para vecinos y vecinas de la Cuarta Sección".

Los trabajos en detalle

Este tramo de Ramírez (de Coronel Díaz a Tucumán), comprendió unos 5500 metros cuadrados de rehormigonado de losas. El detalle de los trabajos incluyó la demolición del pavimento anterior y el retiro del material bajo el pavimento hasta llegar a la cota correspondiente. El paquete estructural fue una sub-base de material granular de 30 cm de espesor, una base de material estabilizado de 15 cm de espesor perfectamente compactado y, por encima de esta, se reconstruyeron las losas de calzada, en hormigón simple, calidad H30, de 20 cm de espesor.

Se demolieron y reconstruyeron los cordones afectados, losas de alcantarillas y se repararon los sectores dañados en cunetas, losetas de esquinas y rampas que correspondía reemplazar.

Te Puede Interesar