Tips

Televisor: trucos para limpiarlo sin dañarlo y sin gastar dinero

Limpiar tu televisor es muy sencillo y debés evitar caer en algunos errores comunes para no dañar la pantalla.

Son pocos los hogares que no tienen un televisor. En los tiempos que corren y con los distintos desarrollos tecnológicos, estos traen cada vez más funciones. También es cierto que los televisores inteligentes están más expuestos a sufrir daños si no reciben un mantenimiento adecuado.

Es normal caer en algunos errores frecuentes a la hora de realizar la limpieza de estos dispositivos. Para hacerlo adecuadamente no es necesario gastar mucho dinero en productos específicos.

Cómo limpiar mi televisor sin dañarlo

Los kits de limpieza específicos son muy caros y según el sitio Xataka no son necesarios ya que podemos hacerlo con productos que tenemos en casa. Lo único que necesitás tener a mano es un paño de microfibra que puede adquirirse en supermercados o negocios de barrio.

A continuación, tenés que pasar el paño por el televisor de manera suave y sin agregarle ningún producto especial. En caso de no tener un paño de microfibra, puede funcionar un pañuelo descartable sin texturas para evitar rayar la pantalla.

También te puede interesar: Trucos infalibles para limpiar y mantener tus zapatillas como nuevas.

Si hay alguna zona del televisor que esté especialmente sucia, lo que debés hacer es humedecer levemente el paño y luego pasarlo por la pantalla. En caso de que la suciedad no se quite, se le puede efectuar una leve presión sobre la zona para poder removerla.

Diseño sin título (2).jpg
Es muy importante que limpies tu televisor sin dañar la pantalla.

Es muy importante que limpies tu televisor sin dañar la pantalla.

Es muy importante que, al momento de realizar la limpieza, el dispositivo esté apagado para evitar cualquier tipo de inconveniente eléctrico. Debés evitar a toda costa utilizar alcohol etílico porque esto puede afectar severamente a la pantalla. En caso de que el agua no sea suficiente, puede realizarse una preparación de agua destilada y alcohol isopropílico. Recordá humedecer el paño y no aplicar el líquido directamente en tu TV.

Es necesario no volver a encender tu televisor hasta que la pantalla esté completamente seca. De esta manera evitarás cualquier tipo de inconveniente posterior a estas tareas de mantenimiento.

Te Puede Interesar