viernes 24 jun 2022
Solidaridad

San Luis: encontró un cartel e inició una campaña solidaria

Un joven controlaba los medidores de luz en San Luis y encontró un mensaje que le hizo cambiar el día.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de junio de 2022 - 17:29

A lo largo y ancho de las redes sociales, hay un sinfín de personas que cuentan historias de vida y rápidamente causan diversas reacciones entre los usuarios. En esta oportunidad, la emoción cobró todo el protagonismo por un hecho que ocurrió en San Luis.

Allí, un empleado de la empresa Edesal se topó con una situación que lo dejó sin palabras: encontró un cartel de un padre que no podía pagar la boleta de luz y pedía que no le quiten el suministro de luz. Sin pensarlo, inició una campaña solidaria para ayudar al desconocido. “Es increíble lo que se puede hacer todos juntos”, expresó en declaraciones el joven trabajador de San Luis.

“Por favor, no me corten la luz. Me quedé sin trabajo, estoy solo con mis dos hijas. En cuanto pueda, voy a pagar la luz. Por favor y gracias”, fue el escrito con el que un puntano realizó un pedido desesperado. Con dos pequeñas a su cuidado, y sin los medios económicos para pagar las facturas mensuales, dejó el cartel pegado en el medidor ubicado en el exterior de su hogar, con la férrea esperanza de que alguna persona se apiade de su situación. Y corrió con suerte.

El 17 de junio por la tarde, el empleado de la empresa Edesal, Xavier Rubilar, se encontraba en el barrio 600 viviendas, ubicado en la ciudad de La Punta, a 20 kilómetros al norte de San Luis. Como cualquier día normal de su trabajo, realizó visitas domiciliarias a los usuarios para entregarles los recibos de cobro y leer los nuevos consumos en los medidores. Sin embargo, cuando procedió a realizar este último paso en una de las casas, leyó el pedido desesperado. Con gran empatía, y lejos de mirar para otro lado, se conmovió por el texto y emprendió una tarea: la de ayudar al prójimo. Lo primero que hizo fue compartir una foto del aviso con el fin de reunir el dinero necesario para tenderle una mano al hombre.

Sentía una gran angustia tras leer aquel texto y no logró concentrarse. “Se me revolvía el estómago. En un momento me vibró el teléfono, con muchos mensajes de gente que quería apoyar”, sostuvo. Cuando se dio cuenta de que eran muchos los que querían colaborar en la causa, tomó la iniciativa de hacer una colecta solidaria a través de Facebook.

“En un principio queríamos ayudarlo de una manera anónima, pero cuando hay plata de por medio hay que hacer todo con transparencia. Me contacté con él y mostré en las redes sociales todos los movimientos de dinero que hubo. A las pocas horas recibí llamados de personas que querían pagar todas las boletas y en el transcurso de la horas alcanzamos el monto total”, detalló.

El gesto del trabajador, que además cambió por completo la vida de este hombre y sus hijas, refleja también el poder de las redes sociales, las cuales no solo funcionan de manera frívola sino que se las puede aprovechar como un puente de humanidad.

Te Puede Interesar