Preocupación

Por la sequía se están muriendo animales en Mendoza

Más de la mitad del país está sufriendo los efectos de la sequía y el calor extremo. Mendoza no es ajena a esta situación y ya registra mortandad en los campos.

Por Cecilia Zabala

Mientras que algunas zonas del país se encuentran en una situación crítica por una sequía sin precedentes, en Mendoza también se sienten los coletazos de esta realidad que combina la ausencia de precipitaciones con una ola de calor intenso que se mantiene desde hace semanas. Productores ganaderos advierten que se están muriendo animales.

El fenómeno de La Niña por un lado y la baja en las lluvias, sumado al calentamiento global, hace que el el 54,48% del país se encuentre atravesado por la sequía. Si bien la zona más afectada es la región central: Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, lo cierto es que afecta a más de la mitad del territorio nacional.

Así, la alarma se enciende en buena parte de la Argentina, y Mendoza no escapa a esta realidad. Hace semanas dimos cuenta de la afectación en la agricultura y la ganadería; que no ha cambiado, sino que por el contrario se agudizó.

"La situación es complicada, sobre todo en la zona Este. Se está produciendo la muerte de hacienda por falta de pasto", explicó Carlos Parrella Furlan, productor agropecuario y vicepresidente de la Federación Agrícola Ganadera del Oeste Argentino.

"A pesar de que llovió, con el calor tan intenso el pasto se quema", explicó sobre la falta de alimento para el ganado. "Muchos productores están registrando mortandad", señaló.

"Esta no es una sequía más, tiene que ver con el cambio climático. En años anteriores se registraron sequías pero está está siendo la más problemática: no se recuerda una situación similar", advirtió Parrela Furlán.

Los campos ganaderos, afectados por la sequía y el calor en Mendoza.
Los campos ganaderos, afectados por la sequía y la ola de calor en Mendoza

Los campos ganaderos, afectados por la sequía y la ola de calor en Mendoza

Reclamos de ayuda

Si bien se declaró la emergencia por sequía tanto a nivel nacional como provincial, Parrela Furlán destacó que se necesitan "políticas de Estado". "La emergencia vigente extiende los plazos de los créditos, pero la situación puntual con la hacienda es que si se nos muere hoy el problema es lo que va a pasar el año próximo", señaló.

"Necesitamos un plan integral para la ganadería de la región, que contemple el tema de los forrajes para alimentar la hacienda, el riego inteligente, poder recuperar fincas abandonadas, entre otros aspectos. Tenemos que poder sincronizar y amalgamar las ideas y concretarlas", advirtió.

Además, el vicepresidente de la Federación Agrícola Ganadera del Oeste Argentino destacó que "Mendoza no es solo vino y turismo, también es ganadería, horticultura, de eso se trata ampliar la matriz productiva".

"Tenemos todo para potenciar la ganadería, acá se puede hacer todo el proceso (cría, recría, engorde y faena), pero tienen que haber políticas de estado que lo permitan", destacó.

La situación a nivel nacional

De acuerdo al informe elaborado por especialistas del Sistema de Información sobre Sequías para el sur de Sudamérica (SISSA), casi un 55% del territorio nacional padece la falta de agua en sus suelos, lo que actualmente representa 1,64 millones de kilómetros cuadrados afectados por la problemática.

El SISSA señala que el 45,52% se encuentra “no seco”, pero el resto en la siguiente situación: un 22,19% del territorio argentino (unos 555.812 km2) exhibe una situación de “sequía moderada”, otro 14,39% (360.466 km2), muestran una “sequía severa”, un 8,9% (222.939 km2), un área “anormalmente seca”, un 7,43% (186.148 km2), con “sequía extrema”, y otro 1,57% (39.384 km2), con un estado de “sequía excepcional”.

"La persistencia del fenómeno de La Niña sumado a la baja en las precipitaciones que se observan en la región hace que el país registre un evento de sequía con impactos sin precedentes", destaca el informe y agrega que "el tercer año consecutivo de sequía que atraviesa Argentina ha tenido impactos severos en distintas regiones del país, con bajante de ríos, pérdidas de cultivos".

Te Puede Interesar