sanciones

Mendoza empezará a multar a las viviendas y comercios abandonados

Entró en vigencia la ordenanza para aplicar una sobretasa a los inmuebles que estén ocioso a pesar de estar en condiciones de ser habitados. Qué busca.

Por Cecilia Zabala

En la Ciudad de Mendoza ya está vigente la ordenanza que autoriza a multar a todos aquellos inmuebles ociosos. Se trata de una iniciativa con la que pretenden incentivar la ocupación de los mismos cuando estén en condiciones de ser habitados. Los detalles de este plan que tiene como objetivo eliminar los posibles "aguantaderos" en viviendas, locales comerciales o terrenos; y por otro, contribuir a achicar el enorme déficit habitacional en la Provincia.

A principios de abril, el intendente Ulpiano Suarez presentó la iniciativa para combatir la ociosidad de propiedades inmobiliarias del departamento a través del cobro de una sobretasa a aquellos inmuebles que, sin justificación, permanezcan desocupados o en estado de improductividad por un período mínimo de cuatro meses.

El proyecto, que ya fue aprobado por el Concejo Deliberante entró en vigencia, según anunció el propio intendente. Este modifica el Código Tributario vigente y busca abordar la problemática de estos espacios que, aunque se encuentran disponibles para su habitabilidad o uso comercial, permanecen vacíos, generando inconvenientes en términos de seguridad, higiene y salubridad.

El objetivo de esta sobretasa es fundamentalmente de carácter social, ante el interés público de desalentar la existencia de inmuebles ociosos o desocupados que generen ámbitos propicios para la perpetración de hechos delictivos, ocupaciones ilegales e inseguridad en su entorno. A su vez, su potencial riesgo de ser susceptibles de intrusión o vandalismo afecta negativamente la calidad de vida de los vecinos.

De acuerdo con lo establecido en la normativa, los espacios que se encuentren bajo estas consideraciones estarán sujetos al pago de una tasa adicional por inspección y control de seguridad e higiene, además de las tasas municipales correspondientes. La aplicación de esta sobretasa se realizará previa notificación fehaciente a su propietario, otorgándole un plazo para presentar descargos en caso de considerarlo necesario.

Se llevará a cabo un censo en cada zona, según cuenta la ordenanza

Para determinar qué inmuebles se encuentran en dicho estado, se llevará a cabo un censo en cada zona, por parte del personal municipal, junto con la verificación de denuncias de vecinos y otras formas de inspección.

"Abriremos instancias de participación ciudadana para identificar tales sitios", destacó Suarez a través de sus redes sociales. " Queremos que los vecinos puedan denunciar por distintos medios la situación de estos inmuebles, viviendas o locales comerciales desocupados que son potenciales focos de inseguridad. Una ciudad más segura es posible si nos involucramos y cuidamos entre todos", agregó.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/UlpianoSuarez/status/1787450679843311931&partner=&hide_thread=false

Asimismo, se establecen algunas excepciones a la aplicación de esta sobretasa. Se trata de los inmuebles en proceso de refacción o mejoras, aquellos ofrecidos en alquiler o venta por un período limitado, así como situaciones de desocupación justificadas por causas de fuerza mayor, las cuales serán evaluadas caso por caso por la autoridad competente.

Los fondos recaudados mediante esta normativa se destinarán a incrementar los recursos destinados a la seguridad y otras áreas relevantes, contribuyendo, así, a mejorar la calidad de vida de los vecinos y el entorno urbano en general.

Con esta medida, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza busca incentivar la ocupación y el uso adecuado de los inmuebles urbanos, promoviendo un desarrollo urbano equilibrado y sostenible en beneficio de toda la comunidad.

Te Puede Interesar