Tres usos sorprendentes

Jardinería: nunca hubieses imaginado lo asombrosa que es la polenta para tu jardín

Además de ser un gran alimento, la polenta (o harina de maíz) puede convertirse en una gran herramienta para la jardinería de tu hogar.

La harina de maíz o polenta, un producto cotidiano y accesible, se convirtió en un aliado indispensable para los amantes de la jardinería. Más allá de su uso en la cocina, sus propiedades beneficiosas para las plantas están revolucionando la manera de cuidar el jardín. Este alimento multifacético es capaz de actuar como fertilizante, herbicida y repelente de hormigas.

El tiktoker y youtube “Planeta Jardín” realizó un video en el que explicó los beneficios de la harina de maíz para las plantas del jardín. El mismo se hizo muy viral en poco tiempo, llegando a sumar 2 millones de visualizaciones y más de 100 mil “me gustas” y cientos de comentarios. Aquí te traemos los puntos más importantes.

Usos sorprendente de la polenta o harina de maíz

La harina de maíz, derivada de la molienda directa de granos de maíz o choclo, está repleta de nutrientes esenciales para las plantas. Contiene vitaminas, nitrógeno, calcio, potasio y magnesio, lo que la convierte en un fertilizante natural muy efectivo. Para utilizarla, sólo es necesario esparcir una cucharada sopera llena de polenta en la base de las plantas y enterrarla ligeramente en el sustrato. Este método no sólo es simple, sino que también es una forma económica de mantener las plantas de tu jardín fuertes y saludables.

El segundo uso destacado de la polenta en el jardín es su capacidad para funcionar como un herbicida natural. La harina de maíz es un efectivo inhibidor de semillas, impidiendo que las malas hierbas germinen y crezcan. Al aplicar una cucharada sopera de polenta sobre las áreas afectadas por malezas, estas comenzarán a desaparecer, manteniendo el jardín limpio y ordenado sin recurrir a productos químicos nocivos.

Por último, la polenta es muy eficiente como repelente de hormigas y otros insectos pequeños. "Las hormigas se llevan la harina de maíz al hormiguero, donde ataca al hongo del que ellas se alimentan", explica el creador de “Planeta Jardín”. Este método simple y natural forma una barrera alrededor de las plantas, protegiéndolas de las plagas de manera efectiva. Basta con esparcir un poco de harina de maíz alrededor de las especies que se desea proteger para ver resultados sorprendentes.

El uso de la polenta en el jardín representa una alternativa sustentable y económica frente a los productos tradicionales. Su efectividad como fertilizante, herbicida y repelente de plagas ha sido corroborada por expertos y aficionados, ¿vos ya lo probaste?.

Te Puede Interesar