Discapacidad visual

Día Mundial del Braille: Mendoza da otro paso hacia la inclusión

El braille es una herramienta fundamental, qué es y cuál es el nuevo paso que da Mendoza hacia una sociedad más inclusiva para personas con discapacidad visual.

Por Florencia Rodriguez

Recientemente, en el año 2019, la Organización de las Naciones Unidas estableció el 4 de enero como el Día Mundial del Braille, en honor al nacimiento de Louis Braille, el creador de este alfabeto táctil, herramienta valiosa e importante para personas ciegas. Según los datos de Organización Mundial de la Salud, alrededor de 1.300 millones de personas en el mundo tiene algún tipo de discapacidad visual. Por eso, la fecha sirve para reflexionar y poner en marcha políticas de inclusión. Mendoza, no se ha quedado atrás, tras la implementación del menú en braille en algunos bares y restaurantes hoy, por ejemplo, Godoy Cruz inaugura señalética en sus centros de salud.

“Es parte de un proyecto de accesibilidad comunicacional que venimos trabajando desde el año pasado y que tiene que ver con dotar a ciertos espacios de Godoy Cruz de sistemas aumentativos y alternativos de comunicación (pictogramas) y el braille. Es decir, ir incorporando otras formas de incluir”, comenzó a explicar Eugenia Arias, jefa de Políticas Inclusivas del municipio que comanda Tadeo García Zalazar.

“El año pasado, se hizo entrega de cuadernillos de atención médica, tienen una agenda con pictogramas que indican, por ejemplo, dónde duele, cómo se siente el o la paciente y también sobre medicación, entre otros tópicos. Esto es para que todas aquellas personas que tengan alguna dificultad en su comunicación, pueda expresar qué les está pasando en un centro médico. Se repartieron tanto entre médicos de diferentes especialidades como en enfermería. Las imágenes pueden y ayudan”, agregó.

Pero Godoy Cruz quería ir un poco más allá y aprovechando este 4 de enero, inaugura la señalética en sistema braille en sus tres centros de salud. “Para avanzar en inclusión es necesario garantizar la autonomía. En este caso, pensamos en las personas con discapacidad visual. Ahora, los centros de salud tendrán la combinación de cartelería con pictogramas y los nombres en braille. Es una manera de que todos/as se sientan satisfechos con la atención en un centro médico, el acceso a la salud también es un derecho que hay que garantizar”, agregó Arias.

La licenciada en Niñez, Adolescencia y Familia explicó que este es el comiendo ya que está planificado avanzar con esta acción y extenderla a diferentes espacios del municipio y convertirlos en accesibles, desde espacios gubernamentales hasta de cultura y recreación. Paso a paso, colaborar con la autonomía de las personas con discapacidad.

Qué es el sistema Braille y por qué es importante

Louis Braille nació en Francia, en 1809. Cuando tenía 15 años y era alumno del Real Instituto para Jóvenes Ciegos de París, inventó este alfabeto táctil de seis puntos en relieve, distribuidos en tres filas y dos columnas, que representa letras, números y símbolos de la mayoría de los idiomas del mundo. Mediante estos puntos, se obtienen 64 combinaciones diferentes.

El braille para mí es un derecho que tiene la persona con discapacidad visual para su lectoescritura, también creo que es importante porque es una manera de poder llegar a todos/as, no necesitas ningún medio económico para acceder a este sistema. Entonces, es una herramienta fundamental que va a depender de cada uno de ellos/as cuál será su medio (braille y/o audio) para poder transitar con seguridad y autonomía en la sociedad”, señaló Silvana Villegas, del área de Inclusión y Accesibilidad de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza.

“Hay cosas en las que van a depender del otro para poder confiar. El año pasado, estuvimos trabajando en un proyecto llamado ‘Allá vamos’ en el que, por ejemplo, íbamos a los cajeros automáticos, enseñando a usarlos porque no todos tienen audio o braille. Más allá de eso, no hay un audio que diga cuántos billetes te entregan, entonces, siempre tienen que ir con alguien de confianza, el límite siempre está y hay que tenerlo presente y ser cautos. Más allá de que las personas con discapacidad visual pueden hacer muchas cosas, en otras, deben ser acompañadas”, sumó Villegas quien también trabajó dando clases en la escuela Hellen Keller.

También es importante saber

Como ciudadanos/as también podemos hacer nuestro aporte hacia una sociedad más inclusiva. Identificar los colores en los bastones de las personas con discapacidad visual, permite que podamos ofrecer nuestra ayuda en diferentes circunstancias cotidianas como cruces de calles o paradas de colectivo.

Los bastones tienen diferentes colores según la discapacidad visual de las personas. Silvana Villegas explicó qué significa cada uno: “El blanco identifica a la persona con ceguera total; el verde es para quienes la oftalmología considera como de baja visión, es decir, en una parte de sus ojos, hay un resto visual que le permite identificar algunas cosas aunque no el detalle. Finalmente, el blanco con rojo, es la persona sorda y ciega”.

Te Puede Interesar