Crisis

Cayó un 40% la demanda de trabajo para choferes de aplicaciones móviles

La crisis económica en la provincia de Mendoza genera que muchos se vuelquen a ser choferes de aplicaciones, para obtener más ingresos.

Por Ángeles Balderrama

La inflación, la quita subsidios y el estancamiento de los sueldos golpea de lleno a las familias de la provincia de Mendoza. Frente a una realidad en la que se necesita casi $700 mil para no ser pobre, muchos deciden tomar segundos empleos para sumar ingresos al hogar. Aunque ser choferes de aplicativos era una alternativa, ahora trabajadores de Uber aseguran que cayó la demanda.

"La gente se sigue tomando Uber porque es seguro, confiable y viajan cómodos. El tema es que en Mendoza hay cada vez más choferes", confesaron trabajadores de esa empresa.

En un contexto en el que la economía se mantiene estable y no hay recortes de subsidios -que generan subas abismales en las boletas de los servicios-, la noticia es positiva. Sin embargo, a mayor cantidad de choferes, hay menos trabajo para cada uno de ellos.

"Estamos haciendo menos viajes porque hay más gente haciendo lo mismo. Creemos que la demanda ha caído por lo menos un 40%. Se nos está haciendo difícil", explicaron en diálogo con este diario. "Estamos haciendo menos viajes porque hay más gente haciendo lo mismo. Creemos que la demanda ha caído por lo menos un 40%. Se nos está haciendo difícil", explicaron en diálogo con este diario.

uber 2.jpg
Uber en el sur provincial.

Uber en el sur provincial.

Es que, con una Canasta Básica de Alimentos que indica que una familia necesitó en marzo más de $684 mil para no ser pobre en Mendoza, muchas familias deciden tomar segundos trabajos, entre los que se incluye "poner el auto a trabajar".

"Soy docente desde hace 20 años y estoy haciendo doble turno. La verdad es que no me alcanza. Entonces hace unas semanas se me ocurrió empezar a hacer viajes para sacar una plata extra. Veremos cómo me va", dijo Fabiana.

En concreto, el informe presentado por la DEIE (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas) señala que las líneas de pobreza e indigencia de marzo para una familia Tipo 2 son de $684.753,66 y $290.149,86 respectivamente.

Así, una familia de cuatro integrantes necesitó sumar ingresos por más de $684 mil para mantenerse por arriba de la línea de pobreza. Mientras que para evitar la indigencia se necesitó ingresos por más de $290 mil. Así, una familia de cuatro integrantes necesitó sumar ingresos por más de $684 mil para mantenerse por arriba de la línea de pobreza. Mientras que para evitar la indigencia se necesitó ingresos por más de $290 mil.

En comparativa, los mendocinos necesitaron $51.079,88 más que en febrero para no caer en la pobreza, mientras que para no caer en la indigencia tuvieron que sumar $16.530,71.

Por su parte, la DEIE dio a conocer el porcentaje de la inflación en Mendoza. Así destacó que durante el mes de marzo la cifra fue del 9,2% y se ubicó por abajo del nivel nacional, mientras que respecto del mismo mes del año anterior alcanzó 283%. Por su parte, los datos a nivel nacional ubicaron a la inflación en 11%.

El rubro que más aumentó fue Educación (19,5%), seguido por Atención médica y gastos para la salud (11,3%) y Alimentos y bebidas (10,8%).

inflación, canasta básica, supermercados, compras, leche.jpg
La inflación pone a los consumidores

La inflación pone a los consumidores "entre la espada y la pared".

También puede interesarte leer: Transporte se expidió sobre el desembarco de Uber en San Rafael: ¿qué decidió?

Te Puede Interesar