Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

"Para mí son buenos chicos", declaró el "rugbier número 11" sobre los acusados

Se trata del joven que estuvo con los rugbiers el día del homicidio, pero nunca estuvo imputado en la causa. Dijo que separó a Thomsen tras la golpiza.

Tomás ítalo Colazo, amigo de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido en la madrugada del 18 de enero de 2020, declaró este lunes que vio "cerca" de la víctima tirada en el piso a los acusados Máximo Thomsen y Ciro Pertossi tras "una pelea" frente al boliche "Le Brique" de Villa Gesell, aunque no pudo precisar quiénes le pegaron al joven estudiante de derecho.

Al declarar como testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores durante el juicio a los ocho imputados por el homicidio, Colazo (19) señaló además que al ver a la víctima caída le puso "el brazo a Máximo en el pecho" y lo tiró "para atrás", con "la intención de que no se peleen más".

"Lo que yo vi cerca fue a Máximo, me acuerdo ver de cerca a Ciro. Pegar bien, no vi quién, no estoy seguro. Luego de ponerle el brazo a Thomsen, me mira y mucho recuerdo no tengo", declaró el joven, quien nunca estuvo imputado en el caso, pero desde el inicio de la investigación fue señalado por los abogados de la familia de la víctima, Fernando Burlando y Fabián Améndola, como el "sospechoso número 11".

Colazo fue el segundo testigo de la décimo primera audiencia del debate, y relató además que antes de que fuera expulsado del local bailable, Luciano Pertossi (21), conocido suyo del colegio, tuvo "una discusión" en su interior, en la que hubo "empujones y cayeron al piso", hasta que "vienen los de seguridad y los separan".

Tomás Colazzo, juicio Fernando Báez Sosa, rugbiers, rubier número 11
Tomás Colazo, el "rugbier número 11", declaró hoy en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Tomás Colazo, el "rugbier número 11", declaró hoy en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

"Cuando salgo y giro vuelvo a ver a Luciano agarrándose con esta persona con la que había tenido el conflicto adentro", explicó.

Ante una pregunta de Burlando sobre qué pasó tras "la pelea" frente al local bailable, Colazo dijo: "Nos retiramos caminando por esa cuadra".

A partir de una repregunta respecto de si "en algún momento" se preocuparon por la persona que habían agredido", agregó: "Creo que no".

Y a instancias del mismo abogado, quien le pidió que dijera qué opinión le merecen los acusados, dijo: "No lo puedo definir por esta situación. No le puedo dar. Para mí son buenos chicos, pero no tiene que ver con el suceso".

El interrogatorio a Tomás Colazo en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

-¿Qué ocurrió el 18 de enero de 2020?

-Durante el día estuve con mi mamá y su pareja y a la noche para no quedarme ahí aburrido charlé con Luciano, yo sabía que estaban ahí y que organizaban para salir al boliche. Los veo pasando la media noche. Nos juntamos. Estábamos yendo a una casa donde se hizo una previa con otra gente de Zárate. Estuvimos ahí varias horas y ahí cercana a las 3.30/4 fuimos a Le Brique. Allí teníamos una entrada anticipada, había gente esperando para entrar. Entramos, tocaba un artista ese día y había muchísima gente. El lugar estaba repleto de gente. Recorrimos un rato el boliche, habremos ido a comprar algún que otro trago y en un momento de tanta gente que había nos dividimos. Yo me quedé con Luciano y Alejo Milanesi, con ellos dos estuve el mayor tiempo en el boliche. En un momento Luciano tiene una discusión con una persona, a los empujones se agarran, se caen al piso, quedan ahí como agarrados. A todo esto yo mirándolos. Alejo también. Se hizo una ronda y vienen los de seguridad, los separan y los sacan: a Luciano y a esta persona.

Yo trato de salir atrás de Luciano y Alejo también, pero al haber tanta gente no pude salir cerca de él. Salimos tranquilos y cuando salgo yo estaba ahí en la vereda del boliche, a la izquierda hay un bar que estaba cerrado, y cuando giro vuelvo a ver a Luciano agarrándose con esta persona que había tenido el conflicto adentro. Luego, asociándome a un video que vi, creo que interviene la policía como que lo separan y lo alejan de Luciano y Alejo lo va a acompañar a Luciano.

A Luciano y a Alejo los pierdo de vista. Se me da por cruzar a la vereda de enfrente a ver si veía alguno de ellos o encontraba a los otros. Fue muy rápido, después de que cruzo, miro a la derecha y se había iniciado una pelea. Ahí reconozco a alguno de los chicos.

rugbiers, juicio Fernando Báez Sosa, sin barbijo, imputados
Los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

Los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

-En el episodio del local bailable, ¿dónde estaba el resto del grupo?

-No tengo idea.

-¿Podés contar del incidente afuera?

-Me acerco y me muevo en forma de medialuna en la zona de la pelea, me quedé parado mirando para todos lados, se escuchaban gritos. Recuerdo tener cerca a Máximo Thomsen y a Ciro (Pertossi). Había gritos por todos lados no sabía qué hacer. En un momento vi a alguien en el piso y ahí le pongo el brazo a Máximo en el pecho y lo tiro para atrás, yo no soy de pelearme, lo hice con intención de que no se pelee más. Hice eso y me miró, pero no puedo recordar si continuó. No recuerdo si pegaron, no estoy seguro, no vi bien.

-¿La persona que estaba en el piso en la calle era la misma que tuvo el problema con Luciano Pertossi en el boliche?

-A mi parecer no.

-¿Cuándo aparece Luciano Pertossi?

-Yo no recuerdo haberlo visto.

-Dijiste que en el boliche Luciano tuvo un incidente. ¿Sabés por qué sacaban a los demás por la puerta de la cocina?

-No porque estaba con el incidente de Luciano dentro del boliche.

-¿No recordás qué estaba haciendo Luciano en ese momento?

No.

-¿Recibiste un mensaje donde les comunicaban que esa persona a la que le pegaban en el piso había perdido la vida?

-Yo no. Fui con Blas Cinalli a comer al McDonald’s y ahí estaban Lucas y Máximo Thomsen, esto lo recuerdo por el video. No fuimos los cuatro juntos, ellos llegaron antes. Miré la billetera, no me alcanzaba la plata y seguimos a otro local.

-¿Tomaste conocimiento del incidente de Thomsen y Fernando Báez Sosa dentro del local bailable?

-No.

- ¿Pelearse cuando salían era habitual (para los imputados)?

- Allá en Zárate corren las noticias rápido, he sabido que han tenido otros problemas. Peleas. Con qué nivel de intensidad, no sé. Pude haber estado tan cerca como en esta, sí, porque salíamos a los mismos lugares.

-¿Cómo siguió esa madrugada?

-Luego de comer con Blas (Cinalli) lo acompañé a la casa donde estaban ellos, habré estado 5 minutos y me fui para donde estaba mi mamá. Ese día me tenía que levantar a las 9 porque venían mis amigos a pasar las vacaciones y cuando me desperté me enteré por las noticias. Lo comenté con mi mamá y mi papá, de que había salido con los chicos y ahí anduve tranquilo con mi mamá ese día.

-¿Qué concepto tenés de los acusados?

-No los puedo definir por este suceso.

-¿Qué concepto tenés?

-No puedo dar un concepto porque para mí son buenos chicos.

Desisten del testimonio del otro imputado que fue sobreseído

La defensa y la querella desistieron del testimonio de Alejo Milanessi, el segundo joven que estuvo imputado y luego fue sobreseído en la causa, quien había sido citado a declarar este lunes al igual que Juan Pedro Guarino.

El primero en plantear el desistimiento fue el abogado de los padres de la víctima, Fernando Burlando, pedido que fue apoyado por el defensor Hugo Tomei, por lo que Milanessi regresará a la ciudad de Zárate sin dar testimonio ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores.

Fuente: con información de Télam e Infobae

Te Puede Interesar