miércoles 28 sep 2022
Optimismo

El sector comercial celebra el fin de las trabas, pero muestra incertidumbre de cara al futuro

Desde la Cámara de Comercio Exterior destacan que la medida es “altamente positiva”, aunque desconfían de la política que remplazará a las licencias no automáticas. El dólar planchado y las retenciones, las cuentas pendientes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Leandro Abraham 26 de enero de 2013 - 18:34

La medida del gobierno nacional de eliminar las licencias no automáticas para las importaciones es muy festejada en Mendoza por los empresarios del sector comercial, desde donde, sin embargo, muestran su incertidumbre de cara al futuro.

Sucede que desde la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo la medida del Ejecutivo nacional tuvo una recepción “altamente positiva”, ya que creen impactará positivamente en el ingreso de algunos productos claves para la industria local y abrirá nuevos mercados y otros que se restringieron en los últimos años.

“Como noticia es muy buena. Es una maniobra del Gobierno que esperábamos hace mucho tiempo y que nos ayudará a mejorar el mercado local y abrir mercados”, aseguró Mario Bustos Carra, titular de la Cámara de Comercio Exterior.

“El problema con Brasil que se desató el año pasado debería quedar solucionado con esta medida. Eso generaría buenas predicciones económicas para la provincia”, indicó el empresario.

Sin embargo, desde el sector son cautos en relación a lo que puede pasar en el futuro, ya que no saben qué política estatal puede venir a reemplazar a las licencias no automáticas.

“Esperamos que se cumplan las señales positivas del Gobierno. Pero la medida que se está dejando de lado seguramente será reemplazada por otra y no sabemos si esta será más restrictiva o más permisiva con las importaciones”, resaltó Bustos Carra.

En cuanto al motivo por el cual el Ejecutivo tomó esta decisión que, por ahora, se traduciría en un ablandamiento comercial, desde la Cámara de Comercio Exterior creen que el superávit de la balanza comercial sería la situación que habría hecho tomar esta decisión al oficialismo.

Así,  con un moderado optimismo los empresarios exportadores piensan que la medida oficial sobre las licencias no automáticas puede (en el mejor de los casos) llegar a reabrir nuevos mercados y ayudará a la adquisición de insumos (sobre todo repuestos) que reactivarán las actividades agrícolas e industriales de la región.

No obstante, desde el área destacan que esta apertura no tendrá el impacto económico deseado por la provincia y los privados si el Ejecutivo no trabaja también sobre las retenciones y el dólar planchado, dos detalles que complican la competitividad del sector.

“Con un dólar planchado y a 35% del precio real, más fuertes retenciones a las exportaciones realmente la competitividad de nuestros productos locales es mala en el exterior. De nada nos sirve abrir nuevos mercados si en ellos no podemos pelear con los precios nacionales o de otras áreas”, opinó Bustos Carra.

Te Puede Interesar