miércoles 5 oct 2022
Superclásico

Con filas cortas y sin disturbios, comenzó la venta de entradas para el Boca - River en el Malvinas

Tanto en el club Godoy Cruz como en la Federación de Boxeo y en calle Pedro Molina la comercialización de los tickets se desarrolla en paz. En todos los casos la demora para adquirir plateas no supera la hora y media.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Leandro Abraham 24 de enero de 2013 - 11:50

En calma y con menos cantidad de gente de la esperada, comenzó la venta de entradas para el superclásico que se llevará a cabo el próximo martes en nuestra provincia.

Minutos después de las 9, en los 4 puntos de venta destinados a la comercialización de las plateas para el partido empezó a moverse la fila, la cual hasta ese momento era corta y con algunos pocos valientes que la integraban hace más de 5 horas.

“Llegue a las 4:30 y no había nadie. Pensé que a esa hora ya iba a haber gente, porque otros años fue así, pero esta vez era el primero”, comentó Mariano, un curioso fanático de Boca que en soledad absoluta llegó al club Godoy Cruz cuando el sol todavía no asomaba.

De esta forma, tanto en la casa del Tomba como en la Federación de Boxeo y en la calle Pedro Molina el movimiento en la venta de plateas empezó con calma y poca  gente, ya que en ninguno de los casos el largo de la fila superaba los 50 metros.

“No hemos tenido ningún problema, el operativo tiene 30 efectivos y han estado tranquilos”, comentó el comisario a cargo de que no sucedan disturbios en Godoy Cruz, algo que hasta el mediodía estaba logrando sin problemas.

Así, la mayoría de los fanáticos que llegaron a los puntos de venta debieron esperar entre 45 minutos y una hora y media para adquirir su ticket, el cual en la mayoría de los casos era platea destechada.

Asimismo, en las colas para llegar a las boleterías los hinchas siempre se encontraron calmados, sin cánticos y con pocas camisetas, algo seguramente muy diferente a lo que sucederá el próximo sábado, cuando se vendan las entradas populares.

En cuanto a los pálpitos, entre los hincha de Boca la sed de venganza por lo sucedido en Mar del Plata hace que todos presagien goleadas Xeneizes, mientras que por el lado de River planean repetir el resultado para acortar la brecha de la paternidad boquense.

No obstante, en la venta de entradas no faltaron algunas perlas negras que hicieron vivir algunos momentos de tensión y bronca. Por ejemplo, en la cantera del club Godoy  Cruz un sexagenario discapacitado intentó durante varias horas (sin éxito) adquirir una de las entradas reservadas para las personas de su condición. Además, en la federación de Boxeo el comienzo de la venta de entradas se retrasó unos minutos, generando impaciencia en los hinchas.

De este modo, la variedad de puntos de venta para la adquisición de los tickets, la antelación con el día del partido y la separación entre día de populares y plateas generó que hoy, por lo menos, las personas que compraron su entrada para el gran espectáculo pudieran hacerlo sin más inconvenientes que algunos minutos de espera.

Te Puede Interesar