En pie de guerra

Los judiciales llevan casi un mes de paro y a fin de julio habría huelga nacional

Si bien las reuniones paritarias comenzaron en abril, el supuesto incumplimiento del Ejecutivo hizo que el conflicto se dilatara y la Justicia quedara paralizada por 28 días. A fin de mes se anunciaría un paro en todo el país.

El conflicto salarial se inició en abril, durante las primeras reuniones paritarias y se extendió hasta mediados de julio, tras más de 20 reuniones, cuando el Ejecutivo no se presentó con las ofertas esperadas por los trabajadores.

Por esto, desde el gremio conducido por Carlos Ordóñez, recrudecieron las medidas de fuerza que comenzaron con marchas y terminaron con paros a comienzos de junio. Ahora, los trabajadores, acompañados por la CTA, anunciarán un paro a nivel nacional, donde prometen “que no se moverá ni una pluma”.

“Desde la CTA nos acompañarán en el reclamo de los judiciales y también solicitaremos que se suba el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y el pago del psicofísico a los empleados de salud”, aseguró el secretario del gremio judicial César Llanos, confirmando así que tanto la atención en los hospitales, en la Justicia y en las oficinas públicas quedará resentido.

En tanto, los judiciales se mantendrán con asambleas permanentes y evaluarán si toman otras medidas de fuerza durante el receso.

Los días de paro

Los empleados judiciales llevan 19 días de paro -que comenzaron a comienzos de junio-, y 9 jornadas de asambleas y aunque aún no definen si serán descontados de los sueldos, el impacto se hace sentir en los expedientes que aguardan en las oficinas.

Por el momento, desde el gremio aguardan que el Ejecutivo reanude las reuniones paritarias, mientras que evalúa con qué medidas de fuerza continuarán.

Te Puede Interesar