La nena no entró a la escuela

Bullying en Tupungato: "No voy a exponer más a mi hija", advirtió el papá

Por José Carlos López.

El caso de la niña de 5 años que sufre de bullying desde hace más de un año en la escuela Lindor Castillo, del distrito La Arboleda (Tupungato), no está resuelto.

Tras haberse viralizado el caso, tomaron cartas en el asunto la DOAITE (Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las trayectorias escolares) de la DGE a cargo de Miguel Conocente con quien el pasado jueves, Noticiero Andino Valle de Uco pudo dialogar y conocer en profundidad las medidas a tomar.

El funcionario, tal cual publicara SITIO ANDINO, expresó que este lunes la menor debía volver a la escuela y que se había dispuesto de un equipo especial que se conforma para este tipo de casos y tratar de que el damnificado vuelva a clases de la manera menos traumática.

Este lunes en horas del mediodía, Juan Carlos, papá de la pequeña, la llevó junto a otros familiares a la escuela. Allí la niña comenzó a llorar desconsoladamente repitiendo una y otra vez que no quería entrar al establecimiento educativo.

Noticiero Andino Valle de Uco pudo dialogar con el padre quien nos relató lo vivido allí.

La respuesta de la DGE

Luego de las declaraciones de Juan Carlos, volvimos a tomar contacto con Miguel Conocente para saber que había pasado ayer con el regreso de la menor, quien en primer lugar nos expresó que "me acaba de confirmar la gente del equipo especial que iba a entrar hoy (por el lunes) a las 11, más temprano de lo habitual, por la jornada extendida de la fecha, ya que ella concurre en turno tarde e ingresa 13.15 y no se presentó en la escuela. Además, la obligación de la alumna y familiar acompañante es entrar y eso por lo que me expresan tampoco ocurrió cuando fueron".

Conocente se comprometió con este medio a continuar consultando con distintos integrantes del equipo multidisciplinario para conocer en profundidad qué es lo que pasó hoy, información que vamos a esperar o de lo contrario seguiremos investigando.

Mientras tanto, lamentablemente hay una pequeña en el medio de 5 años, que está comprobado que viene sufriendo bullying desde hace más de un año, porque lo han reconocido las autoridades escolares, autoridades que nunca informaron a las esferas superiores de la DGE para haber tomado medidas mucho antes y evitar lo que hoy está pasando. Una niña que no quiere volver a la escuela, al menos a la Lindor Castillo.


Te Puede Interesar